Posteado por: zco1999 | 18 febrero 2015

Crónica de la presentación de “los Ibones” en Zaragoza

10968361_650718128367312_7875468769195865880_n

La Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza acogió ayer, 11 de febrero, la presentación del libro Los ibones: Los ecosistemas subacuáticos menos conocidos del Pirineo aragonés, firmado por Alfonso Pardo, Tomás Arruebo, Carlos Rodríguez-Casals, Javier del Valle, Zoe Santolaria y Javier Lanaja, y publicado por la Institución Fernando el Católico. El acto, que reunió a casi un centenar de personas, tuvo como marco la Universidad de la Experiencia en la que dichos docentes imparten desde hace cinco años los principales temas que abordan en el libro.

11430_650718071700651_4940189889052552088_n

Concebido como un manual didáctico y muy visual, Los ibones: Los ecosistemas subacuáticos menos conocidos del Pirineo aragonés lleva cabo de forma divulgativa, pero a la vez rigurosa, una profunda revisión de diversos aspectos científicos que, como la variaciones del clima a lo largo de la historia de la Tierra y su influencia en el modelado del relieve terrestre, han permitido interpretar la génesis, la evolución, la dinámica ecológica y el estado de conservación de estos lagos de origen glaciar.

11008387_650718215033970_4151543397177320238_n

Además, junto a la exposición de los aspectos científicos generales, que ayudan al lector a entender cómo se formaron estas masas de agua en unas localizaciones geográficas tan concretas, el libro ofrece una detallada caracterización de los ibones pirinaicos desde el punto de vista de la ecología, al reflejar, por ejemplo, al estado físico-químico de sus aguas o a los seres vivos que habitan o dependen de ellas.

10984287_650718218367303_5653385141741107310_n

Más información:

Posteado por: zco1999 | 12 febrero 2015

Macrófitos de los ibones

(Modificado de holet.org)

Debido a sus condiciones ambientales extremas (e.g., fluctuaciones térmicas diarias y estacionales, altitud, dilución de sus aguas, etc.) los ibones no son hábitats especialmente adecuados para que vivan plantas acuáticas. Aún así, el 70% de ellos presentan plantas en sus orillas o en sus fondos.

La mayor parte de las plantas acuáticas, macrófitas, que habitan los ibones no son algas, sino plantas terrestres que en un momento de su evolución se adaptaron a vivir en el agua.

Las macrófitas comprenden las macroalgas, las pteridofitas (musgos, helechos) adaptadas a la vida acuática y las angiospermas. Teniendo en cuenta la morfología y fisiología, las macrófitas pueden clasificarse según la forma de fijación en:

  • Macrófitas fijas al sustrato
    • Macrófitas emergentes en suelos anegados permanentes o temporalmenteen general son plantas perennes, con órganos reproductores aéreos.
    • Macrófitas de hojas flotantes: principalmente angiospermas sobre suelos anegados. Los órganos reproductores son flotantes o aéreos.
    • Macrófitas sumergidas comprenden algunos helechos, numerosos musgos y carofitas y muchas angiospermas. Se encuentran en toda la zona fótica (a la cual llega la luz solar), aunque las angiospermas vasculares sólo viven hasta los 10 m de profundidad aproximadamente. Los órganos reproductores son aéreos, flotantes o sumergidos.
  • Macrófitas flotantes libres presentan formas muy diversas desde plantas de gran tamaño con roseta de hojas aéreas y/o flotantes y con raíces sumergidas bien desarrolladas a pequeñas plantas que flotan en la superficie, con muy pocas raíces o ninguna. Los órganos reproductores son flotantes o aéreos pero muy raramente están sumergidos.

Las carofitas son las principales algas verdes presentes en los iboenes pirenaicos, aunque son tan solo dos de las 34 especies de plantas acuáticas catalogadas en los ibones de los Pirineos. El resto son 14 especies de plantas superiores, 16 especies de musgos 2 de isoetes (plantas emparentadas con los helechos).

Los principales grupos son de macrofitos de los ibones pirenaicos son:

  • ALGAS

Nombre vulgar: carófitas, caráceas
Nombre científico: Nitella sp., Chara sp.

Forman ovillos filamentosos, generalmente en la parte más profunda de los ibones.

enlaces:

 

  • ISOÉTIDOS

Nombre vulgar: isoetes
Nombre científico: Isoetes sp.

Forman prados sumergidos. Son especies protegidas. Están emparentadas con los helechos. Tienen un metabolismo especial parecido al de los cactus que las hace muy eficientes en la captación de CO2, lo que les permite vivir en aguas muy diluidas, como las de los ibones. De ahí su éxito: son las plantas acuáticas más abundantes en los Pirineos.

Enlaces:

 

  • ESPARGANIOS

Nombre vulgar: esparganio
Nombre científico: Sparganium angustifolium

Tienen hojas muy largas y estrechas que flotan en superficie. Por ello son fácilmente visibles desde la orilla. Son plantas superiores anuales. Son la especie más extendida en los Pirineos.

Enlaces:

  • ELODEIDOS

Son plantas con tallo que viven completamente sumergidas, o solo la flor sale por encima de la superficie. Viven en aguas más alcalinas que los isoetes y esparganios. Dentro de este grupo encontramos las familias de las potamogetonáceas, haloragáceas, calitricáceas, y ranunculáceas.

  • Potamogenáceas

Nombre vulgar: espigas de agua, pasto de agua, lila de agua
Nombre científico: Potamogeton sp.

Forman inflorescencias en forma de espiguas, de donde les viene su nombre común. Generalmente de tamaño grande y hojas anchas, pero también hay algunas especies pequeñas y de hoja estrecha.

Enlaces:

  • HALORAGÁCEAS

Nombre vulgar: milenrama de agua
Nombre científico: Myriophyllum sp.

Tienen muchísimas ramificaciones, lo que les da aspecto de plumeros.

Enlaces:

  • CALITRICÁCEAS

Nombre vulgar: Estrella de agua
Nombre científico: Callithriche sp.

Acostumbran a encontrarse en charcas eutrofizadas frecuentadas por el ganado.

Enlaces:

  • RANUNCULÁCEAS

Nombre vulgar: Cancel de las ninfas, carmona, clavel de agua, flor lagunera, hierba lagunera, araña de agua, ranúnculo acuático.
Nombre científico: Ranunculus sp.

Del mismo grupo que los ranúnculos terrestres, tienen dos clases de hojas: unas que quedan bajo el agua y otras, cerca de las flores, que flotan. Forman así masas flotantes sobre las que están las flores aéreas.

Enlaces:

Posteado por: zco1999 | 7 febrero 2015

Presentación en Zaragoza del libro “Los ibones”

El miércoles 11 de febrero se presenta el libro Los Ibones. Los ecosistemas subacuáticos menos conocidos del Pirineo aragonés. El acto tendrá lugar a las 19:15 horas en el Aula 1 del Edificio B de la Facultad de Medicina de Zaragoza (C/Domingo Miral, s/n), en el marco de las actividades de la Universidad de la Experiencia de Zaragoza.

portada Ibones

A continuación se incluye la reseña bibliográfica realizada por Ángel Luis Cortés Gracia, Doctor en Ciencias Geológicas y Profesor Titular del Departamento de Didáctica de las Ciencias Experimentales de la Universidad de Zaragoza.

Los ibones.

Los ecosistemas subacuáticos menos conocidos del Pirineo aragonés.

Autores: Alfonso Pardo, Tomas Arruebo, Carlos Rodríguez-Casals, Javier del Valle, Zoe Santolaria y Javier Lanaja.

Entre las lágrimas de Hércules y la aventura subacuática, el libro “Los ibones” nos permite adentrarnos en el fascinante mundo de los lagos de montaña. Muchos de ellos son visitados habitualmente por excursionistas que, al margen de su valor paisajístico, pocas veces se preguntan ¿cuándo y cómo se han formado? ¿qué está pasando en ellos? ¿qué seres vivos viven en ellos o gracias a ellos? ¿cuál será su evolución previsible?

El libro que nos ocupa habla de una serie de cuerpos de agua localizados en lugares a menudo remotos y difícilmente accesibles. Este hecho hizo que, a lo largo de la historia, las interpretaciones sobre su origen y evolución recogieran numerosos mitos y leyendas, algunas de las cuales han llegado hasta nuestros días y siguen formando parte de nuestro acervo cultural. De la misma forma que los ibones son difícilmente accesibles para muchos excursionistas, también lo son (si no más) para los equipos de investigación que tratan de desentrañar sus misterios. Este libro nos permitirá conocer las dificultades intrínsecas de estas investigaciones, que combinan aspectos puramente científicos con otros propios de deportes de aventura como el alpinismo y el buceo.

Entrando en los contenidos del libro y su estructura, los autores hacen en primer lugar una profunda revisión de diversos aspectos científicos que han permitido interpretar el origen y evolución de estos lagos. De esta manera, a lo largo de nuestra lectura encontraremos interesantes referencias al clima y sus variaciones a lo largo de la historia de la Tierra, así como a las consecuencias de estas variaciones reflejadas en el modelado del relieve terrestre y que actualmente podemos interpretar como morfologías de origen glaciar y fluvial al reconocer las evidencias de su actuación en distintos puntos de la superficie terrestre.

Una vez presentados los aspectos científicos generales, que permiten entender cómo se formaron estas masas de agua en esas localizaciones geográficas tan concretas, se nos presenta una detallada caracterización de los ibones pirenaicos desde el punto de vista de la Ecología: sus aguas, los seres vivos que habitan o dependen de ellas y el estado físico-químico de las mismas. Este estudio multidisciplinar ha permitido a los investigadores, y por lo tanto al lector, conocer mucho más sobre el estado actual de los ibones y cómo han ido evolucionando a lo largo de los últimos años. En este apartado ya se ponen de manifiesto las numerosas dificultades técnicas que conlleva un estudio de estas características.

El siguiente capítulo se podría considerar como un momento para el disfrute de los amantes de los paisajes de montaña en el que los autores recorren, de oeste a este, cada uno de los ibones más representativos de los distintos valles pirenaicos, con fotografías capturadas en diferentes estaciones del año que muestran el valor paisajístico de los mismos.

El último apartado de este libro cambia ligeramente el enfoque general de la obra y recuerda, en cierto modo, una literatura centrada en la aventura científica. Acompañada de imágenes y anécdotas muy ilustrativas del trabajo realizado por el equipo de investigación, la lectura de este capítulo nos permite conocer las peculiaridades del entorno, los recursos del ingenio ante la adversidad, la necesidad de colaborar con equipos especializados o la labor de divulgación. Todo ello llevó a la realización de un valioso y premiado documental (“Montañas de Agua”, 2010), así como a la participación del equipo en la filmación de la serie “Al filo de lo imposible” (2011), por la dificultad implícita a las inmersiones en estos medios extremos.

No queda fuera de este trabajo, y menos aún de los objetivos del equipo investigador, una labor de concienciación sobre la situación actual de los ibones: usos, contaminación, eutrofización, etc. Toda esa labor de investigación científica combinada con la actividad propia de los denominados deportes de aventura debería servir para incrementar el conocimiento de la ciudadanía sobre estos elementos tan característicos de nuestros paisajes de alta montaña, que no por lejanos deben ser olvidados o descuidados.

En resumen, nos encontramos ante una obra que intenta partir del conocimiento (o desconocimiento) cotidiano sobre los ibones para después llevar al lector a una “inmersión” en el conocimiento de los mismos a través de diversos aspectos científicos complementados con otros propios de la aventura.

Más informción:

Posteado por: zco1999 | 3 febrero 2015

¿Y si todos los buceadores federados…

… nadásemos en la misma dirección?

Los últimos meses, nos atrevemos a decir que los últimos años, en nuestra FARAS han sido especialmente convulsos para el deporte que todos nosotros amamos. Se han enfrentado dos formas de entender el deporte federado y, más concretamente, las actividades subacuáticas -constituidas por un buen puñado de disciplinar deportivas y extradeportivas que tienen en común su desarrollo en la columna de agua, ya sea del mar, de una piscina o de un ibón pirenáico-.

Al final, lo cierto es que unos y otros hemos salidos perdiendo, y no sólo los deportistas federados, sino toda la sociedad aragonesa que se ha visto privada de facto de la actividad federativa coherente de una disciplina deportiva a la que tantos aragoneses aman o sienten la curiosidad por conocer mejor.

Quizá ha llegado el momento de que todos los involucrados en este conflicto federativo nos concedamos un respiro, miremos alrededor y reflexionemos. Si es cierto que unos y otros hemos cometido errores, algunos de apreciación, otros de acción, y en ocasiones de omisión, también lo es que con buena voluntad y diálogo podemos encontrar la armonía y la solución a los problemas que nos enfrentan. Pensemos en ello, y actuemos para que así sea.

La de las actividadades subacuáticas es una federación peculiar, que reune líneas de trabajo muy dispares, pero todas ellas de enorme valor para la sociedad -e incluso la cultura y la ciencia- y para el deporte aragonés y español. Hagamos pues de nuestra FARAS la casa de todos esas actividades y sensibilidades, y nademos todos juntos en una misma dirección, sin dejar a nadie relegado.

Y si todos estamos dispuestos a dar ese paso atrás, reflexionar y dialogar para  lograr este nuevo enfoque y actitud, ZCO estará ahí, apoyando y ayudando a despejar el ambiente enrarecido y a mejorar nuestra querida federación, para que sea ese referente de las actividades subacuáticas que por historia y tradición merece ser.

Este es nuestro sincero ofrecimiento.

Posteado por: zco1999 | 30 enero 2015

“Los ibones” a la venta

portada Ibones

Ya podéis adquirir el libro “Los Ibones” en la web de la IFC. Por si todavía estáis dudando si hay algo mejor en lo que podáis invertir 20 € os dejamos este artículo de Aragón Investiga  comentando nuestro libro:

¿Cuándo y cómo se han formado los lagos de montaña? ¿qué está pasando en ellos? ¿qué seres vivos viven en ellos o gracias a ellos? ¿cuál será su evolución previsible? Éstas son algunas de las cuestiones que los investigadores de la Universidad de Zaragoza Alfonso Pardo, Tomás Arruebo, Carlos Rodríguez-Casals, Javier del Valle, Zoe Santolaria y Javier Lanaja intentan dar respuesta en “Los ibones: Los ecosistemas subacuáticos menos conocidos del Pirineo aragonés”. Este libro, que acaba de ser publicado por la Institución Fernando el Católico, pretende divulgar el conocimiento científico obtenido sobre los ibones, así como ayudar a concienciar a los ciudadanos sobre la situación actual de los ibones: usos, contaminación, eutrofización, etc.

El ibón de Sabocos.

El ibón de Sabocos en verano.

Los autores realizan una profunda revisión de diversos aspectos científicos que han permitido interpretar el origen y evolución de estos lagos. De esta manera, aparecen referencias al clima y sus variaciones a lo largo de la historia de la Tierra, así como a las consecuencias de estas variaciones reflejadas en el modelado del relieve terrestre y que actualmente se pueden interpretar como morfologías de origen glaciar y fluvial al reconocer las evidencias de su actuación en distintos puntos de la superficie terrestre.

Una vez presentados los aspectos científicos generales, que permiten entender cómo se formaron estas masas de agua en esas localizaciones geográficas tan concretas, se presenta una detallada caracterización de los ibones pirenaicos desde el punto de vista de la Ecología: sus aguas, los seres vivos que habitan o dependen de ellas y el estado físico-químico de las mismas. Este estudio multidisciplinar ha permitido a los investigadores conocer mucho más sobre el estado actual de los ibones y cómo han ido evolucionando a lo largo de los últimos años.

El ibón de Sabocos.

El ibón de Sabocos en invierno.

Acompañado de imágenes y anécdotas muy ilustrativas del trabajo realizado por el equipo de investigación, el libro permite también conocer las peculiaridades del entorno, los recursos del ingenio ante la adversidad, la necesidad de colaborar con equipos especializados o la labor de divulgación. Todo ello llevó a la realización de un valioso y premiado documental (“Montañas de Agua”, 2010), realizado dentro de un taller de documentales científicos organizado por la Universidad de Zaragoza, así como a la participación del equipo en la filmación de la serie “Al filo de lo imposible” (2011), por la dificultad implícita a las inmersiones en estos medios extremos.

Posteado por: zco1999 | 26 enero 2015

Sonograma de un grupo de delfines mulares

(Fuentes: Carlos de la Hita y ELMUNDO.es)

Bajo el agua los delfines ven, literalmente, con el oído. El sónar, la localización por ecos, es un sistema de navegación tan antiguo como la historia de estos animales en el mar. Los delfines, como otros cetáceos -y como los murciélagos, aunque estos se orientan en la franja de los ultrasonidos-, emiten series de chasquidos de alta frecuencia que, al rebotar con algún objeto, regresan en forma de ecos. El retardo les permite medir la distancia; la suma de una serie de rebotes forma en la mente del delfín una imagen sonora.

En esta grabación se observan los sonogramas, la representación gráfica de las series de chasquidos de un grupo de delfines mulares en navegación de caza. La secuencia ha sido grabada en un breve encuentro en el mar, en el Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera, frente al islote de Na Foradada, en la estela de un barco de pesca de arrastre, ya que que por detrás  los delfines cazan los bancos de peces espantados por la red que barre el fondo.

Un hidrófono, un micrófono especial para grabar bajo el agua, se encuentra sumergido a dos metros. Al principio de la grabación les oímos acercarse, precedidos por sus chisporroteos. Al cabo de unos segundos varios ejemplares se arremolinan alrededor, exploran la embarcación con sus chasquidos, se entretienen con la extraña forma del hidrófono, como si fuera un pez inmovilizado. Incluso se percibe el roce de una piel contra la  lancha.

Una vez que con sus barridos de frecuencia deducen que, sea lo que sea, el hidrófono no es comestible, los delfines mulares reemprenden su navegación. Vuelve la emisión de pulsos regulares, vuelven los ecos de algún banco de peces, y hacia allá se dirigen.

Sonograma de los pulsos y clicks de ecolocación de un grupo de delfines mulares (Tursiops truncatus) persiguiendo un banco de pescado. Archipiélago de Cabrera, frente al islote de Na Foradada. Profundidad del hidrófono 2 m.

Acaba de salir de imprenta el libro “Los ibones“, firmado por Alfonso Pardo (ZCO), Tomás Arruebo (ZCO), Carlos Rodríguez-Casals, Javier del Valle, Zoe Santolaria (ZCO) y Javier Lanaja.

portada Ibones

Publicado por la Institución Fernando el Catolico (CSIC) de Zaragoza, puede ser adquirido en su web o en las librerías al ajustado precio de 20€.

Su referencia bibliográfica es:

Pardo, A., Arruebo, T., Rodríguez-Casals, C, del Valle, J., Santolaria, Z., Lanaja, J. (2014). Los ibones: Los ecosistemas subacuáticos menos conocidos del Pirineo aragonés. Institución Fernando el Católico (CSIC), Zaragoza, 286 p.

Os dejamos los primeros párrafos de la reseña que Ángel Luis Cortés Gracia -Doctor en Ciencias Geológicas. Profesor Titular del Departamento de Didáctica de las Ciencias Experimentales de la Universidad de Zaragoza- ha escrito sobre nuestra obra:

“Entre las lágrimas de Hércules y la aventura subacuática, el libro “Los ibones” nos permite adentrarnos en el fascinante mundo de los lagos de montaña. Muchos de ellos son visitados habitualmente por excursionistas que, al margen de su valor paisajístico, pocas veces se preguntan ¿cuándo y cómo se han formado? ¿qué está pasando en ellos? ¿qué seres vivos viven en ellos o gracias a ellos? ¿cuál será su evolución previsible?

“El libro que nos ocupa habla de una serie de cuerpos de agua localizados en lugares a menudo remotos y difícilmente accesibles. Este hecho hizo que, a lo largo de la historia, las interpretaciones sobre su origen y evolución recogieran numerosos mitos y leyendas, algunas de las cuales han llegado hasta nuestros días y siguen formando parte de nuestro acervo cultural. De la misma forma que los ibones son difícilmente accesibles para muchos excursionistas, también lo son (si no más) para los equipos de investigación que tratan de desentrañar sus misterios. Este libro nos permitirá conocer las dificultades intrínsecas de estas investigaciones, que combinan aspectos puramente científicos con otros propios de deportes de aventura como el alpinismo y el buceo.”

Esperamos que os animéis a leerlo, y que su lectura os resulte interesante.

Más información:

Posteado por: zco1999 | 5 enero 2015

Las cifras de 2014 del blog de ZCO

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 110.000 veces en 2014. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de 5 días para que toda esa gente la visitase.

Haz click para ver el reporte completo.

Posteado por: zco1999 | 24 diciembre 2014

Este 2014 que se va…

¿Cómo describir este año 2014 que se nos escapa entre los dedos? En esta ocasión es difícil, muy difícil encontrar las palabras; así que dejemos que el violonchelo ponga la voz y el alma a todos estos sentimientos tan penosos de expresar con las notas de J.S. Bach:

La vida sigue, y no sólo bajo el agua, porque los que amamos el fondo del mar sabemos que demasiado frecuentemente lo peor sucede por encima de la línea de la superficie que separa el mundo subacuático del subaéreo. No en vano, es aquí y no allá donde habitamos los seres humanos, aunque algunos somos afortunados, y nos sumergimos cuando tenemos ocasión en busca de unos instantes de paz y belleza en las profundidades. Pero a este otro lado, en el planeta humano habita, con más frecuencia de la que nos gustaría, la miseria y mezquindad del espíritu de los hombres.

Antes de escribir estas líneas, leíamos con una extraña mezcla de nostalgia nuestro mensaje de Navidad de hace un año para darnos cuenta de dos cosas: lo premonitoria que fue la selección musical que hicimos entonces y como el buceo federado aragonés sigue metido, un año después, en un negro pozo de egoismo, codicia y necedad que parecen abocarle a su desaparición.

faras broken-logoY así, si hace un año nuestro club había sido amenazado por la junta de nuestra federación por el simple hecho de velar por la seguridad de los instructores y ciudadanos con interés en el buceo durante las actividades de promoción de los bautizos de buceo, ahora aquellas amenazas se han transformado en una sanción cautelar por tratar de velar por la seguridad de los usuarios del foso de buceo y de las condiciones laborales del personal de la FARAS.

Será difícil que el 2015 sea peor de lo que ha cel 2014, y estamos sonvencidos de que al final, de alguna manera las cosas volverán a ser como nunca debieron dejar de ser. Seamos optimistas, y continuemos luchando por aquellos valores en los que creemos.

¡Feliz 2015!

Posteado por: zco1999 | 15 diciembre 2014

Ocean Gravity de Guillaume Néry y Julie Gautier

Hoy os dejamos el sorprendenta cortometraje subacuático de Guillaume Néry y Julie Gautier “Ocean Gravity”. Disfrutadlo:

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 35 seguidores