(modificado de arqueologíasubacuatica.org )

La Lune, buque insignia del Rey Sol, Luis XIV de Francia, se hundió frente a la costa de Tolón (Francia), en noviembre de 1664, en su singladura de regreso de una expedición contra los piratas berberiscos de las costas de la actual Argelia. A pesar de los desperfectos sufirdos en batalla, el navío y su tripulación fueron puestos en cuarentena antes de su entrada al puerto de Tolón, por riesgo de peste. Trágicamente, la embarcación hundió, con unos mil hombres a bordo, muchos de los cuales estaban heridos, a consecuencia de los combates que protagonizaron en el norte de África.

.

La ubicación del pecio de la fragata Lune no descubierto hasta 1993 por Paul-Henri Nargeolet, una de las máximas autoridades mundiales en rescate de pecios a gran profundidad y lider de la exploración del Titanic, en las aguas de la bahía de Tolón .

Tras el hallazgo, el naufragio se documentó fotográficamente y se levantó una primera planimetría, que permitió identificar el barco como el buque insignia de la flota de Luis XIV: la fragata Lune.

PLANIMETRÍA

Dado que los medios de inmersión de principios de la década de 1990 no eran los adecuados para una intervención arqueológica a la cota de 90 m, profundidad a la que se encuentra la fragata, en ese momento sólo se documentaron su restos, que permanecieron en su lugar de naufragio.

A pesar de las dificultades para su estudio en el momento de su descubrimiento, se comprobó que el pecio se encontraba en un excelente estado de conservación, al haber sido preservado del expolio que han sufrido otros barcos de características similares que se hallan a profundidades más asequibles para el buceo autónomo. Esto hizo que el hallazgo se calificara como una “Pompeya sumergida”, pues constituye una ventana sin igual a la navegación del siglo XVII.

.

En octubre del año 2012, Michel l´Hour, como director del DRASSM, departamento de Arqueología Subacuática del CNRS -el equivalente a nuestro CSIC en Francia-, puso en marcha el proyecto Operation Lune.

Este proyecto auna la gran experiencia del DRASSM -su director es uno de los más reputados arqueólogos subacuáticos del mundo-, junto con los medios de la Armada francesa, la tecnología de Dassault systèmes, el canal de televisión especializado en temas culturales ARTE  y Grand Angle Productions, constituyendo el mejor de los ejemplos de lo que puede ser un gran proyecto nacional de investigación en el que colaboran tanto el sector público como el privado.

.

Para superar la gran dificultad que plantea la intervención en un naufragio a tanta profundidad, en este proyecto se están utilizando técnicas pioneras que a buen seguro pasarán a formar parte de los estándares de las excavaciones subacuáticas del futuro.

.

De entre estas técnicas cabe destacar dos: El uso masivo de robots subacuáticos (los ya conocidos rovs) y arqueología virtual mediante técnicas 3D. Si bien el uso de rovs es algo habitual en una intervención a gran profundidad, las técnicas de arqueología virtual constituyen toda una innovación. Estas técnicas permiten al arqueólogo explorar el yacimiento sin mojarse, pues se realizan en un entorno virtual en 3D, que hace que el arqueólogo cometa sus errores en este escenario, antes que sobre el pecio.

Además de esto, Dassault Systèmes ha desarrollado el Newsuit simulator, que ofrece a los técnicos las mismas sensaciones que un traje de buceo. Combinando el simulador con el entorno 3D, el equipo puede plantear y ensayar las mejores estrategias de excavación antes de usarlas en el yacimiento.

Aparte de los rovs, en esta investigación se emplean pequeños sumergibles y el Victor 6000, utilizado anteriormente en la exploración del Titanic y en la recuperación de la caja negra del malogrado vuelo París-Río. Estos ingenios son soportados desde el André Malraux, el nuevo buque del DRASSM y el Jasón, embarcación aportada por la Marina francesa, que habitualmente se utiliza para recuperar minas y asistir a la flota de submarinos de la OTAN.

Operacion Luna constituye uno de los proyectos de arqueología subacuática más interesantes y prometedores del momento, y, por el empleo de las novedosas técnicas de investigación descritas, está destinado a marcar un punto de inflexión en la historia de la investigación del Patrimonio Cultural Subacuático.

Más información:

Posteado por: zco1999 | 28 junio 2015

La nacra mediterránea y el rostro de Jesús

¿Qué tienen en común el mayor bivalvo del mar Mediterráneo, la  Pinna nobilis, y el rostro de Jesús? Esta pregunta aparentemente sin sentido esconde una interesante respuesta que merece la pena conocer.

En el santuario del “Volto Santo“, de la localidad italiana de Manoppello, se venera el “Santo Rostro”, que junto con el sudario de Turín, el sudario de Oviedo es una de las imágenes aquerópitas más importantes de Jesucristo.

Se trata de un velo  que mide 17 cm de lado por 24 cm de alto que se encuentra protegido entre dos hojas de vidrio. Aunque no se conoce con exactitud cuál es el tipo de fibra del que está compuesto, ya que nunca ha sido  examinado directamente, sin los vidrios que lo protegen, parece ser que podría tratarse de un paño fabricado con algún tipo de biso marino.

El rostro de Jesús en el sudario de Manoppello.

El biso o byssus (del hebreo būṣ, ‘lino fino'; del arameo bus; del griego βίσσος, ‘un lino amarillento muy fino y el tejido que se obtiene de él, del latín byssus, algodón fino) es el producto de secreción de una glándula situada en el pie de muchos moluscos lamelibranquios como Pinna nobilis para adherirse a las rocas en la zona de marea, que se endurece en contacto del agua y toma la forma de filamento.

El biso es una fibra extremadamente fina, pero muy estable y resistente (es ignifuga e hidrofoba) que cuando se hila y se trata con zumo de limón adquiere un característicocolor dorado permanente. Con el biso de nacra mediterránea, el más abundante dado el gran tamaño del molusco y su abundancia en las aguas mediterráneas de la antigüedad (desde 1992 la nacra es una especie protegida en la Unión Europea y Croacia), se tejían preciados y costosísimos tejidos, conocidos tradicionalmente como «biso» y en la actualidad como «seda de mar», con los que se confeccionaban las ropas de personajes importantes. También se usaba la fibra para tricotar y conseguir género de punto. Su elaboración se desarrollaba en el área mediterránea (Tarento, Apulia —en el sur de Italia— y la isla de Cerdeña). Asimismo el biso tenía propiedades terapéuticas bien conocidas por los pescadores; gracias a sus potentes propiedades hemostáticas era usado para la curación de las heridas que los pescadores frecuentemente sufrían con los aparejos para la pesca.

Pinna nobilis abierta y con su biso.

Lienzos de biso marino se han hallado en las pirámides de Egipto. Una de las características del velo de Manopello es que es extremadamente tenue. La imagen es visible tanto desde la parte anterior como  desde la posterior. Si se pone un periódico detrás de la imagen, se puede lee fácilmente incluso desde lejos.

.

No se sabe con exactitud desde cuándo esta imagen se encuentra en Manoppello. El padre capuchino Donato de Bomba escribió en el año 1640 un denominado “informe histórico” sobre los orígenes de la reliquia. Según este documento, un desconocido llevó a Manoppello el Velo el año 1506 y lo entregó a uno de los magnates del pueblo, un tal doctor Giacom’Antonio Leonelli, que estaba sentado en un banco frente a la iglesia. Se cuenta que el doctor entró en la iglesia y abrió el rollo en el cual estaba el Velo. Inmediatamente después salió de la iglesia pero no halló el desconocido portador del rollo que había desaparecido sin dejar rastro. Según el citado documento,  el velo con la imagen perteneció durante un siglo a la familia Leonelli hasta que fue destinado como regalo de boda para una componente femenina de la familia, Marzia Leonelli, pero no efectivamente entregado. En 1608 el marido de esta mujer, Pancrazio Petrucci, un soldado, robó el Velo en casa de su suegro. Unos años después esta mujer lo vendió por 4 escudos al doctor Donat’Antonio De Fabritiis para rescatar el marido, prisionero en Chieti. El Velo fue luego donado por la familia De Fabritiis a los Capuchinos. Esta es la información dada a conocer por el padre capuchino en 1640. Sin embargo, algunos historiadores consideran que parte de la historia facilitada por Bomba es meramente legendaria, y que la imagen no apareció en Manoppello hasta el año 1608 aproximadamente. En concreto, según el profesor Heinrich Pfeiffer, catedrático de icononografía e historia de arte Cristiano en la Universidad pontificia Gregoriana, lo único históricamente cierto del referido documento es que Marzia Leonelli vendió el Velo al Doctor Donat’Antonio De Fabritiis en el período que abarca el 1618 y el 1620.

.

Según algunos historiadores, el Santo Rostro de Manoppello se correspondería con  la Verónica  conservada antes en Roma, en concreto en la  Basílica de San Pedro. Se sabe que el Papa Julio VII construyó el año 705 en la antigua Basílica de San Pedro una capilla para guardar el Velo de la Verónica, el cual era exhibido a la multitud en las grandes ocasiones. En palabras del historiador Jan Wilson, “es cosa sabida que en Edad Media y en el Renacimiento durante los años santos (generalmente cada 25 o 50 años o al cambio del siglo) la Verónica era exhibida a millones de peregrinos llegados a Roma para verla (…). En el Año Santo 1450 por ejemplo, la muchedumbre de los peregrinos fue tan grande que un día 172 de ellos fallecieron porque la vigilancia no fue adecuada“.  Sin embargo, desde la construcción de la nueva Basílica de San Pedro, la Verónica romana ya no ha sido expuesta al público, ni se han mostrado luego fotografías de ella.

A partir de estos datos, surge la hipótesis de que la Verónica romana fuera robada con ocasión de la construcción de la nueva Basílica de San Pedro, tras lo que aparecería luego en Manoppello. El año 1608 fue cuando comenzó la demolición de la parte de la Basílica antigua en la que se encontraba la capilla de la Verónica. Según esta hipótesis, esta última demolición sería el momento preciso en el que se realizó el hurto de la reliquia y su venta posterior a Manoppello. Así, y según estudios históricos citados por el profesor Pfeiffer, con motivo de la reestructuración de la Basílica de San Pedro, realizada por el Papa Pablo V (1605-1621), en 1608 se abatió la Capilla en la que se custodiaba y es probable que en esa ocasión fuera robada la reliquia. En 1618, el archivista del Vaticano Giacomo Grimaldi hizo una lista de los objetos de la antigua Basílica de San Pedro, en la que habla del relicario que custodiaba el Velo, especificando que los cristales estaban rotos. El padre Pfeiffer explica que en el velo de Manoppello, en el margen inferior, se puede ver todavía un pequeño fragmento de cristal del anterior relicario, lo que demostraría su procedencia del Vaticano.

Más información:

 

 

El Spinosaurus aeqyptiacus (gr. «lagarto de espina de Egipto») es un  dinosaurio terópodo  que vivió en lo que actualmente es el norte de África, desde el Albiense Inferior hasta el Cenomaniense Inferior del periodo Cretácico, hace aproximadamente 112 a 97 millones de años. Sus primeros restos fósiles fueron descubiertos en Egipto en la década de 1910 y descritos por el paleontólogo alemán Ernst Stromer, y fueron destruidos durante los bombardeos aliados de la Segunda Guerra Mundial sobre Munich. Durante décadas no se encontraron nuevos fósiles que poermitiesen un análisis y descripción taxonómica, pero recientemente se ha recuperado material adicional. Aún no existe consenso de si los fósiles reportados en la literatura científica corresponden a una o dos especies. La especie mejor conocida es S. aegyptiacus descubierta en Egipto; sin embargo, una posible segunda especie S. maroccanus se descubrió en Marruecos. También se han encontrado restos en Argelia, Túnez y posiblemente de Níger, Kenia y Libia.

Spinosaurus aeqyptiacus  pudo ser el más grande de todos los dinosaurios carnívoros, más grande aún que Tyrannosaurus rex y Giganotosaurus (a pesar de no compartir la contextura robusta de estos anteriores). Estimaciones publicadas en 2005 y 2007 sugieren que tenía 12,6 a 18 m de longitud y 7 a 20,9 toneladas de peso. El cráneo del Spinosaurus era largo y angosto como el de los cocodrilos. Las espinas distintivas de Spinosaurus, las cuales eran extensiones de las apófisis vertebrales, crecían hasta 1,65 m de altura y probablemente estaban conectadas con piel, formando una estructura similar a una vela.

Recreación artística de un Spinosaurus aeqyptiacus en su territorio de caza.

El ambiente habitado por los espinosaurios es parcialmente conocido y comprende una gran parte del norte de África. Se sabe que habitaron zonas costeras en lo que es hoy Egipto. donde se daban condiciones deltaicas, de pantanos y canales de agua con una flora de manglares, compartiendo el territorio con otros grandes predadores como Bahariasaurus y Carcharodontosaurus de hábitos terrestres, un gigantesco titanosaurio, Paralititan, otro más pequeño, Aegyptosaurus, un cocodrilo de 10 m de largo, el Stomatosuchus o el celacanto Mawsonia.

Un estudio publicado en 2014 de Nizar Ibrahim, Paul Sereno y otros colaboradores, en el que se describen nuevos fósiles de Spinosaurus, propuso que sus patas eran demasiado cortas para moverse eficientemente en tierra, obligándolo a ser cuadrúpedo para moverse por fuera de su ambiente acuático. La reconstrucción usada en dicho estudio era una extrapolación basada en individuos de diferentes tamaños, puestos a una misma escala con lo que se asume son las proporciones correctas. Pero no es posible asegurar, a dia de hoy, si los Spinosaurus eran predadores  fundamentalmente terrestres o principalmente pescadores, como indicarían sus dientes cónicos, la nariz alargada y estrecho hocico similar al de los cocodrilos. Sin embargo, la propuestade Ibrahim y Sereno resulta muy interesante desde el punto de vista paleoecológico.

.

.

.

Más información:

Hasta hace no mucho tiempo era el Nemo 33 de Bruselas, el foso de buceo abierto al público que ostentaba el record de profundidad. Sin embargo, ahora hay que viajar a tierras italianas, cerca de Padua, si uno quiere sumergirse en la nueva piscina más profunda del mundo.

Se trata de la Y-40, apodada “the Deep Joy”, inagurada el 5 de junio de 2014, que mide 21 m x 18m en la superficie y presenta una capacidad de 4.300 metros cúbicos de agua termal que se mantiene a una temperatura constante de 32-34º C, lo que permite a los amantes del buceo la posibilidad de bucear sin traje de neopreno.

Con una profundidad máxima de 40 m (42 m reales), la Y-40 tiene varias profundidades intermedias con cuevas y pasadizos -entre ellos, uno con paredes transparentes, para que los visitantes no buceadores puedan “meterse bajo el agua” y ver a los buceadores-, que permiten la practica del buceo técnicoen condiciones controladas. El diseño de este foso de buceo es compatible con una amplia gama de actividades subacuáticas a lo largo de todo el año: desde la formación de buceo para principiantes al buceo profesional para expertos, o sesiones de fotografía y filmación para la industria del cine.

La piscina se encuentra dentro del complejo de 4 estrellas Hotel Terme Millepini. El proyecto y la construcción es 100% italiana. El complejo hotelero y el foso de buceo ha sido diseñado por el arquitecto Emanuele Boaretto, que se asesoró con profesionales de diferentes disciplinas y deportes subacuáticos para dar forma a este ambicioso proyecto.

.

Datos de contacto:

  • Y-40, Via Catajo, 42, 35036 Montegrotto Terme, Padova – ITALIA
  • Teléfono: (+39) 049 8910416
  • email: info@y-40.com

Más información:

Posteado por: zco1999 | 18 mayo 2015

“Deep Sea Under The Pole”, de National Geographic

Otro impresionante video bajo hielo filmado cabeza abajo. Esta vez de National Geographic:

Posteado por: zco1999 | 18 mayo 2015

ZCO participa en el “Pint of Science” de Zaragoza

Zoe Santolaria y Alfonso Pardo presentan en el “Pint of Science” de Zaragoza el galardonado documental “Montañas de agua: ¿qué está pasando en los ibones?“.

La cita es el martes 19 de mayo de 2015, a las 20:00 en el pub “Pool & Drinks” en el 138 de la Avenida del Conde Aranda de Zaragoza. Además del documental, Santolaria y Pardo hablarán sobre los últimos hallazgos en los ibones aragoneses que están investigando, y sobre las especificidades del trabajo de campo subacuático que realizan en las aguas de estos lagos de origen glaciar del Pirineo.

pintofscienceSi te interesa la ciencia y la aventura científica en un ámbiente distendido, no dejes pasar el “Pint of Science”.

Más información:

Posteado por: zco1999 | 20 marzo 2015

El último viaje de la Nuestra Señora de las Mercedes

El hundimiento

La Nuestra Señora de las Mercedes había partido en un convoy de Montevideo el 9 de agosto de 1804, aunque provenía inicialmente del puerto del Callao en Lima, Perú, e iba cargada con oro, plata, telas de vicuña, quina y canela.

A las 06.15 de la mañana del 5 de octubre, el convoy compuesto por las naves Medea (insignia), Fama, Mercedes y Santa Clara divisaba las cimas de la sierra de Mochique y poco después aparecía la costa portuguesa en las inmediaciones del cabo de Santa María. Una alegría generalizada invadió a los integrantes de la escuadra, sabedores que se encontraban a una jornada de Cádiz. Durante la misma madrugada, un queche danés en ruta hacia Londres, había informado por la bocina que la paz con Inglaterra seguía sin romperse, lo que reafirmaba la tranquila singladura.

No obstante hacia las 08.00 h. Se avistaron cuatro fragatas de gran porte reconocidas como británicas. Eran la Indefatigable (insignia), Lively, Amphion y Medusa. Por prudencia se dictó la orden de zafarrancho de combate, se izó insignia y bandera.

Los buques ingleses, se situaron uno a uno por el través y a barlovento de la escuadra española, haciéndose evidente la desproporción de fuerzas. Alvear relata en su diario de navegación: “…la fragata principal de barlovento que teníamos bien conocida y era un navío rebajado que en otro tiempo había batido y hecho varar a otro navío francés de 80 cañones…

A distancia de viva voz un oficial inglés, preguntó procedencia y destino y se anunció el envío de un parlamentario que, una vez a bordo de la fragata “Medea”, expuso su misión de conducir a la escuadra española a puerto británico, aún a costa de combate.

Sorpresa y desconcierto entre el mando español, como señaló su comandante Bustamante: “…nunca creimos tratasen de otra cosa que de reconocernos, estando ciertos se continuaba la neutralidad entre las dos naciones, como nos habían asegurado varios buques extranjeros que habíamos reconocido al efecto…

El mando español tomó la decisión de responder la afrenta al tiempo que el emisario inglés regresaba a su buque y una serie de andanadas inglesas anunciaba el inicio del combate.

Todo había sucedido rápidamente y, en el inicio de la lucha los atacados se defendieron bien y los cañones respondieron, pero a las 09,15 h. y en medio de una gran consternación la fragata “Mercedes” saltaba por los aires al explotar su pañol de munición: “…un golpe de fortuna de aquellos que deciden de las victorias sin arbitrio entre los hombres dio a nuestros adversarios la superioridad que en vano aguardaron hasta allí de sus mayores fuerzas, afligiéndonos, como fue el bolarse la mercedes que era la inmediata a nuestra popa…” .

La ventaja inglesa se multiplicó y el combate no era ya sino numantino. En esta situación, la fragata “Fama”, intentó escapar teniendo intacta su arboladura, pero no lo consiguió.

A las 10.00 Bustamante rindió la “Medea” ya desarbolada y sin gobierno, con el voto favorable de todos sus oficiales. La eficacia de las piezas inglesas de a 24 y carronadas de a 42, había resultado demoledora. La “Clara”, continuó batiéndose en solitario atacada por toda partes hasta que con grandes desperfectos, fue tomada poco tiempo después.

Aunque no se obligó a los oficiales a la humillante entrega del sable, la enseña británica ondeó encima de la española en las fragatas que se consideraron presas.

La fragata “Amphion” causante de la destrucción de la “Mercedes”, intentaba alcanzar el mayor número de supervivientes; entre cuarenta y cincuenta pudieron sobrevivir, todos los demás, más de trescientas personas, perecieron como así ocurrió con la familia del capitán de navío Alvear, segundo jefe de escuadra.

En el naufragio de la fragata fallecieron 249 marineros; los 51 supervivientes fueron hechos prisioneros y trasladados al Reino Unido, entre ellos el teniente de navío Pedro Afán de Rivera. El total de bajas españolas, aparte de los desaparecidos con la “Mercedes”, alcanzó la cifra de 20, siendo 80 los heridos, mientras que del lado inglés se registraron 2 muertos y 7 heridos.

Este hecho tuvo como consecuencia el final del acuerdo de paz de Inglaterra y España, y fue el preludio de la Batalla de Trafalgar.

.

Descubrimiento, rescate y litigio

Los arqueólogos submarinos de la empresa “caza-tesoros” estadounidense Odyssey Marine Exploration descubrieron el mes de mayo de 2007, en la zona del golfo de Cádiz, el pecio de la fragata, cuyas 500 000 monedas de plata y oro (reales de a ocho y escudos, todos ellos de la época de Carlos IV y acuñados en Lima, Perú en 1803) y demás objetos fueron extraídos y llevados a los Estados Unidos, donde comenzó un litigio entre España y la empresa norteamericana por los derechos del hallazgo.

tesoromercedes003

En las operaciones de recuperación del pecio se utilizaron medios de última tecnología, robots de control remoto, sonar de barrido horizontal y equipos magnetométricos para rastrear zonas extensas. En los documentos del momento se bautizó el hallazgo con el nombre de “Black Swan Poject“, desligando el pecio de cualquier embarcación española.

tesoromercedes004

El 21 de septiembre de 2011, el Undécimo Tribunal de Apelaciones de Atlanta (Georgia) ratificó la orden de un Juez de Florida para que la empresa entregara el tesoro a España. Odissey entonces presentó un recurso contra la sentencia que obligaba a entregar el tesoro a España, el cual fue desestimado por el Tribunal de Apelaciones de Atlanta el 30 de noviembre de 2011.

En enero de 2012, en un fallo que no admitía recurso, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos rechazó el recurso de Odyssey Marine Exploration y obligó a la compañía a devolver a España las cerca de 500 000 monedas sacadas del pecio en 2007.

tesoromercedes002

Finalmente, el 25 de febrero de 2012, el tesoro de 17 toneladas fue trasladado por dos aviones Hércules del Ejército del Aire desde Florida a la base aérea de Torrejón de Ardoz.

El 30 de noviembre de 2012 se anunció en la Secretaría de Estado de Cultura, que el destino del tesoro sería el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena. Apenas dos días después, el 2 de diciembre de 2012, el tesoro llegó a su destino.

Sin embargo, no todos los restos extraídos del pecio fueron devueltos inicialmente. Como consecuencia de la investigación judicial se supo que los responsables del Odyssey habían ocultado parte del tesoro en Gibraltar. Estos restos fueron finalmente entregados en julio de 2013 y llevados junto con los anteriores al museo Arqua de Cartagena.

tesoromercedes001

Meses después de la última entrega de material por parte de la Odyssey, el Tribunal del Distrito de Florida condenó a la compañía cazatesoros a pagar la mitad de las dos terceras partes del gasto de España en abogados por encontrarla culpable de mala fe y deslealtad durante el proceso. El tribunal consideró que Odyssey conocía la identidad del pecio expoliado y la ocultó, que entorpeció la investigación y la entrega de restos, y que contravino la ley de protección del patrimonio de España a sabiendas.

El MAN ha sido la sede la exposición «El último viaje de la fragata Mercedes. Un tesoro cultural recuperado».

.

Posteado por: zco1999 | 18 marzo 2015

Recordando “El mundo sin sol” de Jacques Y. Cousteau

“El mundo sin sol” es el segundo documental de Jacques Y. Cousteau en recibir un Oscar (el primero fue “El mundo del silencio”). Merec la pena volver a verla y comprobar a un tiempo lo avanzada que era la propuesta cinematografica para la década de 196o, y lo superada que ha quedado en la actualidad. No obstante, una obra documental pionera.

Ficha técnica (FILMAFFINITY)
Título Original:Le monde sans soleil (Jacques-Yves Cousteau’s World Without Sun)
Año: 1964
Duración:93 min.
País:  Francia
Director: Jacques-Yves Cousteau
Guión: Jacques-Yves Cousteau
Música:Serge Baudo, Henri Crolla, André Hodeir
Fotografía:Pierre Goupil
Productora: Coproducción Francia-Italia-USA; C.E.I.A.P. / Columbia Pictures
Corporation / Filmad / Orsay Films / Requins Associés
Género: Documental | Documental marino. Naturaleza. Animales. Submarinismo
Premios:1964: Oscar: Mejor largometraje documental; National Board of Review: Mejor película de habla no inglesa

Sinopsis: Premiado documental submarino filmado mayormente en aguas profundas desde un batiscafo diseñado especialmente por la familia Cousteau para las exploraciones del mar, y por buzos sumergidos filmando con cámaras de mano.
.

“El mundo del silencio” es un largometraje documental codirigido por Jacques-Yves Cousteau y Louis Malle, que relata las exploraciones submarinas del Calypso en 1955. Las escenas submarinas fueron enteramente rodadas gracias a dos tecnologías: los reguladores CG45 patentados por Cousteau y Gagnan diez años antes y las cámaras submarinas diseñadas por André Laban. Gracias a las cámaras de Laban El mundo del silencio fue el segundo largometraje en mostrar imágenes del mundo submarino en color (Sesto Continente, dirigido por Folco Quilici y estrenado en los cines en 1954, fue el primer largometraje documental submarino en color) y el primero en mostrar imágenes rodadas a 75 m de profundidad.

Navegando a bordo del Calypso el equipo de doce buceadores rodó durante cientos de horas en el Mar Mediterráneo, el Golfo Pérsico, el Mar Rojo y el Océano Índico. Los 25 kilómetros de película fueron reducidos a 2.500 metros en el montaje final del documental.

El mundo del silencio obtuvo la Palma de oro 1956 del Festival de Cannes. Hasta 2004 (fecha en la que la película Fahrenheit 9/11 de Michael Moore recibió el mismo galardón) fue el único largometraje documental en recibir esta recompensa.

También recibió el Premio Méliès (Prix Méliès, uno de los tres premios del “premio de la crítica”, prix de la critique, por la mejor película francesa), y el premio de la National Board of Review por la mejor película extranjera (Best Foreign Film) en 1956, así como un Oscar en 1957 por el mejor largometraje documental (Best Documentary Feature).

Ficha técnica (FILMAFFINITY)

Título original: Le Monde du silence
Año: 1956
Duración:86 min.
País:  Francia
Director:Jacques-Yves Cousteau, Louis Malle
Guión: Jacques-Yves Cousteau
Música: Yves Baudrier
Productora: Coproducción Francia-Italia
Género: Documental | Documental marino. Naturaleza. Animales. Submarinismo
Sinopsis: Documental sobre las profundidades marinas escrito por el pionero de la biología marina Jacques-Yves Cousteau; y dirigido por él y por Louis Malle. Ambos maestros descubrieron al gran público el colorido y fascinante mundo de las profundidades marinas.
Premios: 1956: Oscar: Mejor largometraje documental; Cannes: Palma de Oro; BAFTA: Nominada a Mejor documental.

 

(Modificado de ELMUNDO)

Un técnico del Museo Australiano muestra la mandíbula del tiburón duende. AFP

Una criatura marina de cuerpo blando y rosado, hocico carnoso y dientes como clavos ha sido encontrada cerca de la costa australiana. Se trata del extraño tiburón duende, o Goblin shark (Mitsukurina owstoni) que para la ciencia podría tratarse de un ‘fósil viviente‘, pues los paleontólogos creen que se trata de una especie de unos 125 millones de años de antigüedad y de la que se sabe muy poco, salvo que suele frecuentar el Pacífico, el Atlántico y el Índico. El ejemplar fue donado al Museo Australiano, donde se mostró a la criatura al público. “Es bastante impresionante, no es horrible, es hermoso”, declaró el administrador de la colección de peces, Mark McGrouther, quien aseguró que estos tiburones son “terriblemente difíciles de encontrar”. De hecho, según contó McGrouther, “éste sólo es el cuarto que adquiere el museo, y los dos primeros se recogieron en la década de 1980″.

Ejemplar de tiburón duende (Mitsukurina owstoni)

Este último ejemplar fue hallado cerca de Eden, en la zona sudeste de la costa de Australia, a una profundidad de 200 metros. Fue entregado a un acuario local, que lo mantuvo en “excelentes condiciones” para el museo. McGrouther, quien se mostró “emocionado” de poder encargarse del tiburón, explicó que proyecta su mandíbula de largos y afilados dientes  hacia adelante cuando detecta alguna presa para luego volver a recogerse bajo su hocico en forma de pala.   Este último ejemplar de tiburón duende, del que se han tomado muestras de tejido para realizar análisis genéticos, será preservado por el museo y puesto a disposición para la investigación.

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 41 seguidores