Posteado por: zco1999 | 27 marzo 2017

Un buceador socorre a un tiburón limón

Un tiburón con un gancho clavado en el estómago pide ayuda a un buceador. La escena fue filmada en la costa de la ciudad de Júpiter, en Florida. Josh Eccles es el buceadorque tuvo este singular encuentro con un tiburón limón. El escualo golpeó repetidamente al buceador, para llamar su atención y señalarle que algo andaba mal. Y, de hecho, cuando el buceador de cerca al animal, observó un gancho unido a su estómago. En un par de intentos, mientras sujetaba al pez por el hocico para provocar en él la inmovilidad tónica, consiguió extraer el gancho del abdomen del tiburón.

 

Y otro caso más:

(modificado de fundacionboreas.org)

Esta nueva edición del curso los Ibones Aragonés, que la Universidad de la Experiencia de Zaragoza (UEZ) viene ofertando desde el año 2009,  nos ha llevado hasta Calatayud.

Del 2 al 22 de marzo  el miembro de ZCO Alfonso Pardo  participa junto a Javier del Valle (geógrafo), Javier Lanaja (químico) y Carlos Rodríguez (físico) en la décima edición del curso “Los ibones aragoneses”, impartido en las aulas de la UNED de Calatayud

A lo largo de 9 sesiones teóricas los alumnos del UEZ conocerán el valor social, paisajístico, ecológico, económico y científico de estos singulares espacios naturales.

El curso finaliza  con una salida de campo al ibón de Baños en el Balneario de Panticosa (prevista para finales de mayo) de 4 horas de duración, en la que los alumnos podrán observar sobre el terreno buena parte de las cuestiones abordadas en las sesiones teóricas.

Este curso pretende acercar a los alumnos de la Universidad de la Experiencia el conocimiento científico y medioambiental adquirido durante nuestra investigación de los ibones. Además, se trata de inculcar actitudes y comportamientos de respeto hacia el patrimonio natural aragonés en general y a los ibones en particular.

Objetivos del curso

  • Crear una conciencia social para la protección y conservación del patrimonio natural aragonés a partir del conocimiento científico del mismo (en concreto los ibones pirenaicos).
  • Transmitir el conocimiento que se tiene actualmente de los ibones desde las perspectivas geológica, ecológica, climática, ambiental, histórica y humana.
  • Dar a conocer la metodología científica que se emplea para la investigación científica de estos entornos naturales.

Como materiales de apoyo y consulta para el curso su usará el libro  Los ibones: los ecosistemas subacuáticos menos conocidos del Pirineo Aragonés, en cuya publicación han participado los profesores, además del audiovisual  Montañas de agua: ¿qué está pasando en los ibones?”.

Posteado por: zco1999 | 3 marzo 2017

Documental: El hombre que no respira

Otro documental sobre buceo en apnea, esta vez bajo hielo por el apneista danés Stig Severinsen, capaz de aguantar la respiración durante 22 minutos.

Primera parte:

 

Y segunda parte:

Posteado por: zco1999 | 27 febrero 2017

La tentación de las profundidades

La tentación de las profundidades es un documental de RT que trata sobre las competiciones de buceo de apnea, el accidente de Natalia Vadímovna Molchánova, y otros accidentes sucedidos en diversos campeonatos de apnea como los de Alexei Malchanov, hijo de aquella, o el del francés Guillaume Néry:

Posteado por: zco1999 | 19 febrero 2017

El sistema de buceo con narguilé patentado por Peter Diving

(Modificado de expansión.com)

peter-diving

El sistema de buceo patentado por la compañía española Peter Diving está despertando el interés de profesionales y particulares por su facilidad de manejo, ligereza y seguridad. Ideal para principiantes en el mundo de las inmersiones, pero también para expertos de los mares y los fondos marinos.

Al igual que los sistemas convencionales, esta innovación emplea botellas de aire comprimido, pero éstas no se transportan en la espalda del buceador, sino que permanecen flotando en la superficie del agua gracias a una balsa insumergible, diseñada por el prestigio estudio de ingeniería naval Botin Partners, mientras que unos tubos permiten el flujo de aire.

Las mangueras del PETER Diving fijan el límite de profundidad en 6 metros, esto es, la profundidad que un humano puede alcanzar sin riesgo de sufrir síndrome de descompresión. No obstante, los tubos de respiración son modulares, por lo que pueden adaptarse para permitir mayor o menor profundidad.

Más allá de la libertad de movimiento que ofrece al submarinista, lo que facilita las inmersiones a neófitos y personas mayores o con discapacidad, esta tecnología aún presenta otros elementos que la hacen única. A través de un mecanismo con bifurcaciones un único sistema puede ser utilizado por hasta tres personas simultáneamente.

[foto de la noticia]

El tiempo de inmersión dependerá del número de usuarios del depósito (botella de 12 litros, 220 bar): una persona puede sumergirse entre 50 y 120 minutos, mientras tres buceadores, unos 20-35 minutos. Un dispositivo eléctrico de leds va señalando la presión del tanque para calcular la duración de la sesión. En caso de emergencia, el diseño del cinturón de lastre permite un desanclaje rápido sin perder el suministro de aire en la boca.

Según la compañía, el equipo ha sido validado por múltiples sectores e instituciones; ha sido testado por Salvamento Marítimo; está siendo utilizado por científicos marinos para la investigación y por la ONG Coral Guardiane, en sus labores de restauración de los arrecifes de coral de Indonesia; mientras que este año será incorporado como principal sistema de buceo de la Asociación Internacional de Buceadores con Discapacidad (IDDA).

[foto de la noticia]

‘Herramienta’ para el barco

Centros de buceo de las islas Baleares, Canarias, Cataluña, el Caribe o Las Maldivas ya trabajan con este sistema que se presentó en sociedad hace tres años. A petición de los clientes que probaron las inmersiones con el innovador equipo de buceo, la empresa ha lanzado recientemente al mercado un sistema versátil, seguro, ligero y compacto para los usuarios de embarcaciones de recreo.

El kit PETER Yacht consta de una bolsa de menos de 25 kg de peso en el que se encuentra todo el equipo necesario para cubrir tanto el entretenimiento -de hasta 3 buceadores de manera simultánea-, como el mantenimiento del barco. Que el usuario tarde apenas unos minutos para estar listo para la inmersión es de gran ayuda en caso de tener algún incidente durante una travesía, como el enganche de un cabo o un plástico en la hélice o el timón o el enrocamiento del ancla.

Los precios del sistema oscilan entre los 2.349 (sin botella) y los 2.879 euros (botella de fibra de carbono). Más información: PETER Diving System.

Posteado por: zco1999 | 14 febrero 2017

Se prohibe la extracción de coral rojo en Cataluña

(Modificado de lavanguardia.com)

coral2

Las poblaciones de coral rojo en la costa catalana están prácticamente esquilmadas. El nivel de explotación ha sido tan intenso y el daño infligido tan grave los últimos años, que la única solución para preservar esta especie es parar su extracción. Así lo indican las conclusiones de un informe sobre el estado de conservación del coral en la costa catalana elaborado por 14 expertos nacionales e internacionales. Tras conocer estos resultados, la dirección general de Pesca de la Generalitat ha decidido poner fin a la pesca del coral rojo a través de una moratoria que durará diez años, periodo que podría ser renovado. El coral rojo en Catalunya se encuentra sobre todo en la Costa Brava (cabo de Begur, Montgrí, islas Medes y macizo del cabo de Creus), donde se centra la actividad extractiva. Es la primera vez que se toma esta medida en la ribera europea del Mediterráneo.

La pesca del coral se lleva a cabo con restricciones en Catalunya. Anualmente, solo se dan diez licencias para pescarlo con inmersiones entre el 1 de mayo y el 31 de diciembre. La normativa exige que la talla mínima sea de 7 milímetros de diámetro en la base, y se permite extraer un máximo de 300 kilos brutos al año. No obstante, está prohibido hacerlo en el área marina protegida del parque natural del Montgrí, en las islas Medes y el Baix Ter, así como en zonas del parque natural del Cap de Creus (cabo Norfeu, cabo de Creus y Farallons). Las alarmas sobre el estado de estas poblaciones han sido continuas los últimos años.

Las inspecciones intervienen repetidamente capturas que no respetan las medidas reguladas, a lo que se añade un furtivismo que ha agravado la degradación. El resultado es que el ritmo de extracción supera la capacidad de regeneración del coral.

En coral rojo ( Corallium rubrum) está catalogado como especie en peligro de extinción en el Mediterráneo. Es la consecuencia de una fuerte presión pesquera, impulsada por un comercio que usa sus esqueletos en la industria de la ornamentación y la joyería.

EL CORAL ROJO

El informe de los expertos concluye que los corales no pueden ya sobreponerse a la presión de la pesca en la costa catalana. Sólo el 10% de las poblaciones estudiadas (4 de 39) muestra un buen estado de conservación (es decir, son colonias de más de 10 cm de altura y
7 mm de diámetro en la base), mientras que el 90% presenta un estado de conservación deficiente.

Las tallas se han reducido drásticamente los últimos años. Tienen de media entre los 3 y los 6 cm de altura, cuando en los años sesenta del siglo pasado podían medir entre 30 y 50 cm. Y en su base, la talla media es de 5 y 8 mm de diámetro, mientras que antes median hasta
4 cm.

img_xcervera_20170213-075119_imagenes_lv_colaboradores_xcervera_xcervera1344agentruralgencatcostabrava-k06d-u414220411170aog-992x558lavanguardia-web

La talla, antes y ahora. Este agente de la Generalitat enseña, en el cabo de Begur, cómo era el coral en la Costa Brava a finales de los sesenta (izquierda) y ahora (Xavier Cervera)

Además, se ha constatado un aumento de las denuncias de furtivismo. Los decomisos analizados en los últimos 16 años (80 kg) han demostrado que en la mayoría de las intervenciones entre un 80% y el 90% de las colonias pescadas ilegalmente no superaban la medida legal establecida. Además, se lleva a cabo en zonas protegidas (parque natural del Montgrí, islas Medes y el Baix Ter).

“La pesca del coral ha reducido de forma dramática las tallas de las colonias y actualmente es raro encontrar colonias que superen los 7 milímetros de diámetro, la medida legal de pesca”, dice Joaquim Garrabou, investigador del Institut de Ciències del Mar-CSIC, uno de los autores del informe. “Si continúa la pesca, será imposible revertir la situación actual”, añade. Se cree, además, que su sobreexplotación en la Costa Brava es muy superior a la de las estadísticas oficiales.

Su recuperación se hace complicada, además, porque “el coral que vive en las aguas interiores está aislado del que vive en aguas más profundas; por eso, si lo esquilmamos no es posible su recuperación”, subraya Sergi Tudela, director general de Pesca de la Generalitat.

Los autores del informe han evaluado las posibles trayectorias futuras de las poblaciones de coral en Catalunya. Y los resultados indican que su recuperación sólo es posible si no hay actividades extractivas, pues se requiere más de 30 años para alcanzar su buen nivel de conservación.

Para lograr su preservación, recomiendan declarar una moratoria de la pesca en la costa catalana de 20 años renovables, aunque la Generalitat la ha limitado a diez años. Pide además que esa moratoria se acompañe de un control de la evolución de las colonias, establecer zonas de protección integral y una regulación de las visitas de los submarinistas. Incluso, proponen acciones para restaurar y promover la recuperación de las poblaciones. Pero el coral sufre otras amenazas. Además de la sobrepesca, los episodios de mortalidad masiva asociados al calentamiento de las aguas completan el negro panorama para esta especie. El coral tiene una tasa de crecimiento muy lento (1 mm al año en altura adultas y 0,25 mm al año en diámetro) y una capacidad de dispersión muy limitada (las larvas se asientan a escasos metros de sus progenitores). Todo eso hace que sus tallas sean hoy muy pequeñas, aunque la industria igualmente aprovecha cualquier pequeño trozo al mezclarlo y reciclarlo.

Por eso, su recuperación es muy lenta. Los estudios en las islas Medes han demostrado que en una sola operación de pesca se pueden capturar entre el 60% y el 90% de la biomasa total de una población determinada.

Como solución, se han creado reservas marinas; pero su utilidad, vista la lenta dinámica del coral, sólo es efectiva después de muchos años de protección real y constante, pues cualquier episodio de furtivismo puede echar al traste con el proceso de recuperación.

las-joyerc3adas-c2bffuturo-hc3a1bitat-del-coral-rojo-mediterrc3a1neo

¿Cómo se concretará la prohibición? La dirección general de Pesca ha decidido que este año las capturas de coral se reducirán a la mitad y que la moratoria de diez años entrará en vigor en el 2018. Ahora falta decidir si este año sólo se dará la mitad de licencias (5) o si únicamente se permitirá que los diez coraleros puedan pescar únicamente tres meses, en lugar de seis.

La normativa de la Generalitat incidirá sólo sobre las aguas interiores bajo competencia autonómica (superficie delimitada de cabo a cabo), donde se desarrolla el 80% de esta actividad. El resto se efectúa en las aguas exteriores, que son competencia del Estado. Por eso, se han establecido contactos con la Administración central que ha mostrado su disposición a aplicar las mismas medidas que la Generalitat. “Si sólo se prohibiera la pesca en aguas interiores y se permitiera la pesca en aguas exteriores, tendríamos una situación muy complicada en la inspección, pues hay casos en que los coraleros colocan el barco en el límite fronterizo y llevan a cabo la actividad subacuática en aguas interiores”, añade Tudela. “Esperamos que el Estado también aplique estos mismos criterios”, explica. “El coral vivo tiene más valor que el coral arrancado, puesto que proporciona importantes servicios ambientales y un atractivo para las actividades del submarinismo”, sentencia Sergi Tudela.

Más información:

Posteado por: zco1999 | 19 octubre 2016

Los tiburones de las costas españolas

(Modificado de eltiempo.es)

A pesar de la creencia frecuente de que en las costas españolas no hay tiburones, lo cierto es que en nuestras aguas habitan varios varias especies, como la tintorera (o tiburón azul), la pintarroja y el cazón (cada vez más habitual en las pescaderías y en nuestra mesa),y lo cierto es que en España hay más tiburones de los que pensamos.

blueshark_300

Tintorera (Prionace glauca).

Éstos son más habituales en el Cantábrico, y Océano Atlántico por sus más frías aguas, mientras que en el Mediterráneo es más difícil verlos en aguas litorales. La aguas cálidas y sobre todo una mayor presencia humana, hace que se mantengan alejados de las costas.

1024px-katzenhai_ei-kapseln

Huevas de pintarroja, relativamente frecuentes en algunas inmersiones.

Uno de los puntos con mayor presencia no solo de tiburones, sino de todo tipo de especies marinas es el Estrecho de Gibraltar. Por ejemplo, el tiburón sedoso es muy poco habitual es España pero sí que penetra habitualmente en el estrecho.

1024px-cazc3b3n_adobo_28valencia29

Cazón frito en harina.

Tiburones en el mar Mediterráneo

Se estima que en el mar Mediterráneo existen 80 especies de condrictios, de los que 45 son tiburones. Aunque no es habitual verlos en las costas al no existir sistemas de observación, sí que son más comunes para los pescadores. Hay tiburones de menos de 50 cm, hasta de 12 m de longitud.

Si eres una persona con pánico a los tiburones no hay que preocuparse pues lo cierto es que ellos nos tienen más miedo a nosotros, y la probabilidad de ataque es muy baja. Los ataques con mordeduras por estos animales son casi inexistentes en España. La tintorera es el tiburón más frecuente en el Mediterráneo, sin embargo, no hay datos de que algún humano haya sufrido una mordedura.

Tiburones en el mar Cantábrico

En el Cantábrico se pueden encontrar varias especies de tiburones, como por ejemplo la Tintorera. Normalmente no los vemos al habitar en aguas profundas y alejadas de las costa, aunque sí pueden acercarse en busca de alimentos. Los ejemplares más grandes de tintorera pueden llegar a medir 3 m de longitud, aunque suelen ser más pequeños. Se alimentan principalmente de peces.

hexanchus2bentero

La cañabota  apena ha evolucionado de sus ancestros del periodo Jurásico.

Tiburones en el Océano Atlántico

Galicia, por su situación geográfica y temperatura del agua, es una de las zonas de España con más tiburones. La gran mayoría son de aguas profundas, como la cañabota o  el “tollo raspa” (Etmopterus princeps), que puede llegar a los 5.000 metros de profundidad en el Atlántico. En general suelen ser tiburones pequeños a medianos, de 100-150 cm, aunque algunos pueden superar los 3 m de longitud. Para los habitantes y bañistas no suponen ningún peligro.

etmopterus_princeps-4antonio2bpunzon2bieo2bsant

El tollo raspa, un tiburón de aguas muy profundas, común en el litoral gallego.

(Modificado de iagua.es)

hranice2s

Una expedición de submarinistas apoyada por robots ha registrado el récord mundial de profundidad en la que a partir de ahora es la cueva inundada más profunda del mundo en la República Checa. Se trata de la caverna kárstica denominada Hranická Propast (el abismo de Hranicka), en la que se han alcanzado los 404 m de profundidad, 12 m más profunda que la que ostentaba hasta ahora la marca mundial, la dolina kárstica de Pozzo del Merro, en Italia.

pozzo_del_merro_grafico

Corte de la dolina inundada de Pozzo de Merro en Italia.

El buceador polaco Krzysztof Starnawski exploró por primera vez Hranická Propast en 1999. El tipo de formación de piedra caliza que encontró lo llevó a creer que la cueva podría extenderse a una distancia mayor de lo que sus inmersiones le habían llevado. Así, Starnawski dirigió una expedición de especialistas checos y polacos para explorar la cueva.

stk4647b5_potp2

El primer explorador de Hraniccká Propast: Krysztof Starnasky.

Durante una inmersión 2014, Starnawski llegó a 200 metros de profundidad, que él pensó que era el fondo de la cueva bajo el agua. Sin embargo, encontró una estrecha abertura que conducía a otro túnel vertical que se extendía más allá de la sonda que Starnawski utilizaba para medir la profundidad de la cueva, 384 metros, apenas por debajo de Pozzo del Merro, que mide 392 metros de profundidad.

1024x1024

Corte de la parte explorada de Hranická Propast. El fondo de la caverna aún no ha sido alcanzado.

Volviendo a la cueva del año pasado, Starnawski encontró que el estrecho paso se había ensanchado y fue capaz de pasar a través del mismo a una profundidad de 265 m. Lanzó otra sonda, esta vez tocando a 370 m, que era probablemente la parte superior de los residuos del paso derrumbado.

deepest-underwater-cave-jamkowski-rov

Stranawski observa en la pantalla las imagenes que el robot subacuático retransmite del interior de la dolina checa.

Una inmersión este 27 de septiembre finalmente alcanzó la profundidad de 404 m en la cueva. El equipo de la expedición utilizó la tecnología ROV para alcanzar la base de la cueva, porque profundidades de 400 m están más allá de los límites de buceo, de acuerdo a Live Science.

krzysztofstarnawski

La exploración de esta cueva checa está más allá del límite del buceo técnico actual.

Más información:

Posteado por: zco1999 | 8 septiembre 2016

La posidonia oceánica peligra en Baleares

(Modificado de elmundo.es)

El organismo vivo más grande del mundo es una planta de posidonia oceánica de ocho kilómetros de longitud. Lleva aquí desde hace 100.000 años, cuando Europa estaba habitada por neandertales. Vive a una media de 18 metros de profundidad, entre las islas de Ibiza y Formentera, y se muere. Si nadie lo remedia, eso sucederá en menos de diez años, según una previsión de  Manu San Félix. Con ella morirá uno de los mayores pulmones de absorción de CO2 del mundo, y miles de especies del Mediterráneo occidental desaparecerán para siempre.

14729186637070

Las anclas y fondeos son unos de los principales enemigos de la Posidonia oceanica.

En el año 2006, los tentáculos de este organismo se extendían por un área de 700 kilómetros cuadrados, en la que vivían hasta cien millones de ejemplares, convertidos en la guardería de un millar de especies que llevan siglos criando entre sus hojas a sus alevines, o poniendo sus huevos. Entre ellos las esponjas, las estrellas de mar, moluscos, centenares de peces, caballitos de mar, lubinas, morenas, doradas o pargos. Entre 2008 y 2012, según un estudio realizado por la consultoría ambiental Oceansnell y el centro Vellmarí, en algunas áreas había desaparecido hasta un 44% de su extensión y 300 millones de plantas. Hoy se desconoce cuánto sobrevive de aquel descubrimiento mundial realizado hace diez años por científicos del CSIC, en colaboración con la Universidad de les Illes Balears, y otras de Portugal, el Caribe y Estados Unidos, debido a la permanente mutilación a la que es sometida por uno de sus mayores enemigos: las embarcaciones de recreo.

Lo que a 18 m de profundidad es un bosque submarino capaz de generar su propio ecosistema, en su superficie es la autopista marítima más poblada del Mediterráneo. Miles de embarcaciones circulan a diario durante los meses de julio y agosto entre Ibiza y Formentera para acudir, entre otros destinos paradisíacos, a la playa de Illetes, en pleno Parque Natural de ses Salines, calificada por diversos organismos como la mejor playa de Europa y la séptima del mundo. Sus anclas, y las cadenas que las acompañan, trabajan como excavadoras sobre el lecho marino, deforestando, en el caso de las grandes embarcaciones de entre 40 y 100 metros, que portan anclas de 200 kilos y cadenas de cien metros, áreas del tamaño de canchas de baloncesto.

Manu San Félix, con más de una década a sus espaldas en la lucha por la protección de esta planta, cifra en un centenar el número de embarcaciones de gran eslora que circulan a diario en los meses de julio y agosto sobre la pradera, lo que podría haber provocado la ‘deforestación’ de hasta 720.000 metros cuadrados de posidonia oceánica, el equivalente a 72 campos de fútbol.

Y eso solo en el caso de Ibiza y Formentera. Las últimas mediciones, de hace diez años, cifraban en 50.000 kilómetros cuadrados la posidonia que sobrevivía en el Mediterráneo. El 5% se encuentra en Baleares. Un estudio publicado en Nature apuntaba que las praderas podían producir anualmente pesca, materia orgánica, protección de costas, y otros bienes por valor de 14.500 euros por hectárea y año. Y una investigación del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA) y de la Fundación BBVA apunta que las praderas submarinas del Mediterráneo absorben medio millón de toneladas de CO2 al año, y generan entre cuatro y 20 litros de oxígeno diarios por metro cuadrado. «A la posidonia se lo debemos todo, hasta el aire que respiramos», apunta San Félix.

Aunque diversos estudios científicos confirman que se trata de uno de los ecosistemas más amenazados de la tierra el sector náutico de las islas responde que aunque «goza de especial protección, no está catalogada como vulnerable ni en peligro de extinción». No eluden parte de su responsabilidad, pero reconocen que existen otros factores más importantes, como los vertidos de aguas mal depuradas, los emisarios, o las desaladoras, para explicar su regresión. Salud Deudero, bióloga del Instituto Español de oceanografía, también apunta al cambio climático y a la llegada de algas invasoras. Cuando la temperatura del agua alcanza los 28 grados su tasa de mortalidad se triplica. Mientras en todo el mundo se pierden al año entre el 1% y el 2% de la población de esta especie, en el Mediterráneo, inmerso en un proceso de tropicalización que eleva la temperatura del agua, la pérdida se eleva hasta el 5%.

Posidonia oceánica es, además, caprichosa en su crecimiento, apenas dos centímetros al año, y su producción de semillas es escasísima por lo que la recuperación de cualquier ejemplar arrancado por el ancla de una embarcación llevaría siglos. Cuando desapareza, los primeros efectos serán que el agua perderá el color turquesa y la transparencia que atrae a millones de turistas, después, parte de las playas desaparecerán, ya que la pradera es la principal responsable de proteger la costa de la erosión.

1423512644_0

En Baleares puede multarse a quienes causen destrozos en la pradera. Las sanciones económicas van de los 500 a los 2.000 euros, pero ni Medio Ambiente ni la Guardia Civil disponen de medios suficientes para sancionar a todas las embarcaciones. De hecho, en toda una temporada apenas alcanzan la decena de multas.

Es por ello que Grupos Ecologistas, Cruz Roja y decenas de voluntarios de la isla de Ibiza han iniciado una cruzada para alejar las embarcaciones de las praderas. A bordo de piraguas o tablas de surf los voluntarios visitan las zonas más concurridas de la isla, e informan a los capitanes del daño que están causando, para que se desplacen hasta los arenales.

La posidonia es tan valiosa, tan delicada y tan escasa, que no nos podemos permitir el lujo de perder ni un metro cuadrado más“, apunta San Félix, quien apuesta por implantar fondeos ecológicos en todo el litoral, y por regular el estacionamiento de los barcos como si fuera un aparcamiento, tal y como se ha hecho en otros lugares, como la Reserva Natural de las Islas Medas. San Félix advierte de que los fondeos sobre posidonia se realizan en todo el litoral de las Pitiüses, por la carencia de indicaciones en las cartas de navegación. Los fondeos ecológicos permitirían fondear en cualquier lugar sin la necesidad de un ancla, tan solo amarrándose a una boya.

Más información:

Posteado por: zco1999 | 30 agosto 2016

Buceo, huesos y brujería en Calpe

(editado de abc.es)

Unos buceadores realizaron el sábado 27 de agosto de 2016 un macabro hallazgo mientras se sumergían en el mar en la localidad alicantina de Calpe, junto al Peñón de Ifach (una zona muy popular para los amantes del submarinismo): unos restos óseos de un ser humano envueltos en una sábana y sumergidos en el mar.

zukprz719ir0kyijsrrd6ovxhcu

El Peñón de Ifach, en cuyos fondos se encontraron los restos oseos humanos.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de las investigaciones para determinar la identidad de los restos óseos humanos, que han sido encontrados esta mañana por los citados buceadores. Al parecer, el cuerpo podría llevar bastante tiempo sumergido en esa zona, lo que explicaría que solo quedasen los huesos. Según fuentes de la investigación, se trata de un esqueleto completo.

Los restos han sido localizados envueltos en una sábana junto con varios objetos. Aunque no se ha especificado la naturaleza de dichos objetos, su presencia parece apuntar a que con el cadáver se habría realizado algún tipo de ritual esotérico. La zona donde ha sido hallado, aunque a los pies del escarpado Peñón de Ifach, son de relativamente fácil acceso desde el paseo marítimo de Calpe, según dichas fuentes.

buceadorconbolsa-kt4e-620x349abc

Un buceador del GEAS asciende con algunos de los restos oseos hallados en los fondos de Calpe.

Los restos óseos han sido localizados por submarinistas del Centro de Buceo Les Basetes de Calpe. Según las mismas fuentes, la Policía Judicial se ha hecho cargo de los restos óseos y se ha iniciado la pertinente investigación para identificar el cadáver.

Posteriormente, el domingo 28 de agosto, el Grupo Especial de Actividades Subacuática (GEAS) de la Guardia Civil ha hallado, mientras rastreaban la zona tras la aparición, el día anterior, de restos óseos correspondientes a un cuerpo humano casi completo, otros cinco o seis huesos envueltos en una sábana junto con varios objetos (un cuchillo, cañas y una muñeca de juguete) en aguas de Calpe (Alicante), muy cerca de donde este sábado se descubrieron restos óseos humanos en otra sábana en el fondo del mar.

Los nuevos restos se están analizando para saber si se trata de huesos son humanos o no, ya que se trata huesos de pequeño tamaño. Estos nuevos huesos y objetos fueron localizados a unos 19 m de profundidad en una zona conocida como el Nido del Águila, situada a unos 300 m de donde se encontraron el sábado los primeros restos óseos humanos y más objetos en aguas del Peñón de Ifach, en Calpe.

cementeriocalpebuceadorbolsarestos-kt4e-510x286abc

Un GEAS identifica uno de los envoltorios con restos oseos encontrados en los fondos de Calpe.

Tras los primeros análisis forenses, se ha concluido que los huesos llevaban entre 30 y 40 años enterrados, de ahí el tono marrón oscuro, pero hace tan solo entre 48 y 72 horas que habían sido arrojados al mar. Todavía no hay identificación, pendiente de las pruebas de ADN, pero para añadir más enigmas, también hay restos óseos de animales, junto con otros objetos como un cuchillo y una muñeca. No se aprecian signos de violencia.

Por si faltaran elementos para la intriga, algunos testigos de la escuela de buceo aseguran haber avistado un tercer envoltorio similares, que de momento no se ha podido localizar.

Antes de aventurarse con una explicación concluyente sobre el origen de estos huesos, desde la Guardia Civil – que se ha hecho cargo del caso para determinar la identidad del cadáver, la procedencia de los huesos localizados ahora y el significado de los objetos encontrados- señalan que están consultando a especialistas en los rituales de santería, ya que algunos detalles no concuerdan con estas prácticas.

Más información:

 

Older Posts »

Categorías