Posteado por: zco1999 | 13 noviembre 2009

Proyecto Gran Simio denuncia que los delfinarios incumplen la ley de zoológicos

(Reproducido del blog de Proyecto Gran Simio)

Diversos artículos de la Ley de Zoológicos, recomendaciones y la Directiva de la CE, están siendo incumplidas por todos los zoológicos con delfinarios de España, según afirma el Proyecto Gran Simio (PGS) en un comunicado de prensa lanzado por esta organización, que ven un acto de degradación y maltrato, a los delfines, orcas y belugas de forma continuada y consentida.

La Ley 31/2003 sobre Conservación de la Fauna Silvestre en los Parques Zoológicos, establece, en su artículo 3, que los zoológicos están obligados al cumplimiento de las medidas de bienestar animal. En su apartado a) establece que los animales debes estar en condiciones que permitan la satisfacción de sus necesidades biológicas y de conservación. El apartado b) establece la necesidad de proporcionar a cada una de las especies un enriquecimiento ambiental en sus instalaciones.

Los delfines que, en su medio natural, acostumbran a nadar hasta 40 millas al día y bucear a profundidades de más de 500 metros, se encuentran, en los delfinarios, obligados a nadar en círculos en sus pequeños estanques o simplemente flotando, según afirma el Proyecto Gran Simio. Igualmente denuncian que unas de las recomendaciones del manual editado por el anterior Ministerio del Medio Ambiente, como ya ha denunciado Infozoos, aconseja que los Parques Zoológicos no deberían consentir la utilización de sus animales en espectáculos ni en otras actividades similares que se encuentren claramente alejadas de las tareas educativas.

Por otro lado, esta asociación cree que todos los delfinarios incumplen el artículo 4 de la mencionada Ley en el que se establece, en su último apartado c)-3, que debe existir un plan de nutrición adecuada para los animales. En este sentido el PGS denuncia que para conseguir que los delfines y orcas lleven a cabo estos trucos circenses, el entrenador debe conseguir un control total sobre ellos. Una vez que los delfínidos hambrientos se han rendido a comer pescado muerto, antinatural y no adecuado para ellos, se les enseña a que solamente recibirá comida, cuando lleven a cabo el guión deseado (saludar a la audiencia, saltar pasando por aros, etc); forzando de esta forma, a que realicen comportamientos anormales para éstos cetáceos. Este es un maltrato recogido, como infracción muy grave, en el artículo 13 de la Ley de Zoológicos. De igual forma se les mantiene en un constante estrés por la cantidad de sesiones que tienes que realizar, llegando por algunos delfinarios, a continuar con “espectáculos” nocturnos.

Es este sentido, esta Asociación no comprende cómo el Oceanográfico de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, tiene un delfinario con delfines y un beluga solitario. Siendo una entidad que pretende ser seria, científica, cultural y ajena al maltrato animal, los delfines son obligados a realizar números circenses.

La Directiva 1999/CE sobre zoológicos, dice taxativamente, que los alojamientos de los animales deben estar en condiciones que persigan la satisfacción de las necesidades biológicas y de conservación de cada especie, lo que sin duda los delfinarios no lo cumplen.

“En la naturaleza, los delfines también saltan, pero cuando quieren y no a cambio de un pedazo de pescado muerto, no llevan absurdas gafas de sol, ni andan marcha atrás sobre sus colas. Estos comportamientos no significan nada más que la única manera de conseguir comida. Mantener a los delfines un poco hambrientos les induce a seguir actuando. El zoológico debe ofrecer imágenes más conservacionistas y respetuosas con la vida salvaje”, ha declarado Pedro Pozas Terrados, Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio (GAP/PGS- España)

Otro elemento más que va contra el bienestar animal, según Pedro Pozas, es el referido al sonar; que en la naturaleza utilizan los delfines y demás cetáceos, para comunicarse, detectar peces, presas, arrecifes de coral, predadores, etc. Los cetáceos se orientan por el sonido y continuamente “escanean” sus alrededores. El uso de este sentido en los cetáceos, es tan importante como la vista en los humanos. En los delfinarios, el uso del sonar por los delfines se convierte en una tortura ya que rebotando en las paredes, les obliga a oírse a si mismo constantemente. Este es, sin duda el aspecto más dañino de su cautiverio junto con el hambre.

Por todo ello Proyecto Gran Simio a través de este comunicado de prensa, pide a los zoológicos de España donde existan delfinarios, sean cerrados y los delfines, orcas y belugas, devueltos al mar, su verdadero hábitat, pidiendo igualmente a los ciudadanos que antes de ver espectáculos de este tipo, piensen las consecuencias y la vida que llevan estos animales que han sido secuestrados de su hábitat para acabar en esta forma de explotación.

FIN DE COMUNICADO.

Merece la pena darse una vuelta por la web del Proyecto Gran Simio, y leer su declaración de los derechos de la coumidad de los iguales; aunque su propuesta original sólo incluye a chimpances, bonobos, gorilas y orangutanes, quizá podría hacerse extensiva a los cetaceos que a pesar de ser algo más distantes geneticamente de la especie humana son animales de una enorme inteligencia y sensibilidad.

Anuncios

Responses

  1. Gracias por el apoyo que nos das en esta pagina y por publicar nuestra nota de prensa.

    Deciros que desde el Proyecto Gran Simio, hemos abierto una campaña permanente con el objetivo del cierre de todos los delfinarios y orcarios en España y que sean devueltos al mar, tras un periodo de reintroducción.

    Un abrazo

    Pedro Pozas Terrados
    Director Ejecutivo
    Proyecto Gran Simio

    • Gracias a ti por tu comentario, y a Proyecto Gran Simio por vuestras iniciativas por proteger a la fauna del maltrato humano. No dudes en comunicarnos cualquier avance de vuestras iniciativas en la defensa de los cetáceos.

      Un abrazo

  2. No estoy a favor de la captura de cetaceos para delfinarios, quede claro, pero devolver estos animales al mar, de momento es mas que improbable. Como deberiais saber, todo intento de reintroduccion hasta la hora no ha resultado ser viable, si tanto amais a estos animales no se pueden pregonar cosas como “soltarlos y ya esta”, suena muy bonito pero es una estupidez no muestra ningun tipo de consideracion o conocimiento sobre los cetáceos, pues en libertad no se pueden reintregar en ningun grupo social ni cazar. Por otro lado, las actividades como saltar, jugar con aros, pelotas etc, forman parte del ejercicio fisico que nesecitan hacer en cautividad y la introduccion de objetos como juguetes, forma parte de su estimulacion, por no decir que los delfines en libertad es obvio que saltan, asi que las conductas circenses que nombrais, si forman parte de su repertorio conductual natural. Que de ello se haga espectaculo o no, dependerá de que mantener un delfinario sale caro y las empresas van a lo que van, a no tener perdidas. Dentro de esto, usemos la cabeza y hagamos criticas constructivas y basadas en fundamentos solidos, no en humanizar a los animales ni pretender que sabemos lo que es bueno para ellos a partir de lo que creemos que es bueno para nosotros. En todo hay matices, si se quiere criticar algo, hagamoslo bien.

    • Gracias por tu interesante comentario Nesher. Tal como apuntas, devolver al mar animales que han sido capturados siendo crías y que no tienen la educación social que les permita reintegrarse en un grupo familiar en libertad es dificil; pero eso no ha de ser obstáculo para comenzar a romper el círculo vicioso de la captura y explotación de cetaceos en los delfinarios. No se trata de “soltarlos y ya está”, sino de dejar de capturarlos, y aquellos que llevan buena parte de su vida en un delfinario permitir que tengan posibilidades de reintroducción en reservas de semi libertad.

      Lo dicho, agradecemos tu interés por este tema.

      Salu2 cordiales

  3. Actualmente pocos o ningun delfinario se “abastece” de delfines campurados en el medio natural. Es una especie relativamente sencilla de criar (no digo por esto que se deba hacer) pero dudo que delfinarios europeos o de paises desarrollados aun se la jueguen a capturar delfines salvajes, ya que su porceso de aclimatación es mucho mas complicado que el de una cria nacida en cautividad.

    • Andrea,

      muchas gracias por tu comentario.

      ZCO

  4. QUE PENA, PERO ESTOS PROYECTOS DE DEVOLVER LOS ANIMALES,, SEAN GORILAS O DELFINES EN CAUTIVERIO A SU HABITAT NATURAL, EQUIVALE A MATARLOS, LO CUAL DEJA EN EVIDENCIA EL DESCONOCIMIENTO DE ALGUNOS QUE SE AUTODENOMINAN DEFENSORES DE ESTOS ANIMALITOS QUE YA POR SI SOLOS NO PUEDEN PROPORCIONARSE EL ALIMENTO Y DEPENDEN DE SUS CUIDADORES. DEVOLVER LOS DELFINES AL MAR ES CONDENARLOS A UNA MUERTE HORRENDA.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: