Posteado por: zco1999 | 28 diciembre 2009

En torno al Salem Express: ¿Es lícito bucear en este tipo de pecios?

Bucear en un pecio auténtico es siempre una experiencia sobrecogedora. La presencia del propio pecio es un recuerdo persistente e inequívoco de un accidente en el mar y, por ello, casi siempre de algún tipo de tragedia humana. Es cierto que existen algunos pecios cuyos naufragios, han sido completamente limpios, en el sentido de que en ellos no se produjo la perdida de ninguna vida, pero son los menos frecuentes. Por lo general, el mar suele ser implacable con los hombres que surcan sus aguas, y en casi cada naufragio suele cobrarse su tributo.

Por estos motivos, el buceo en pecios es una actividad algo controvertida en la comunidad de buceadores. Las posturas en este sentido abarcan un amplio abanico: desde quienes opinan que no se debería bucear en ningún pecio por respeto a quienes murieron en él, hasta quienes no tienen el menor escrúpulo en saquear absolutamente todo de cualquier lugar. Situaciones intermedias se dan en aquellos buceadores que argumentan que los pecios “antiguos” sí pueden visitarse con el pretexto más o menos lícito y fundado de su interés histórico o arqueológico. Existen también quienes justifican implícitamente la posibilidad de bucear un pecio en función del número de víctimas que cuente en su haber; así esas personas considerarían inmoral bucear en un pecio como el Salem Express pero no dudarían en bucear, por ejemplo, el Thistlegorm, en cuyo naufragio “tan sólo” se contabilizaron nueve víctimas mortales.

En este sentido, creemos que la decisión de bucear o no en un pecio en particular, siempre que esté permitido por las autoridades del país, o en cualquier pecio en general, ha de ser en cualquier caso una decisión personal y meditada. Entre otras cosas porque el buceo, lo sabemos bien, es sobre todo un estado mental, y de nada sirven las justificaciones o presiones externas que nos obliguen a realizar una inmersión sin el estado mental adecuado. Y sobre todo porque hemos de ser fieles a nuestros principios éticos.

Pero en cualquier caso, si decidimos bucear en un pecio, la regla fundamental ha de ser el respeto. Y no importa que en ese navío muriesen mil personas o tan sólo una, o que el naufragio se produjese hace ciento cincuenta años o hace diez, la vida y el recuerdo de cada uno de los hombres que perecieron en aquel lugar ha de merecer siempre todo nuestro respeto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: