Posteado por: zco1999 | 17 junio 2010

Nemo 33: Inmersión en la piscina más profunda del mundo

(Publicado en: PARDO, A. (2005): Nemo 33, la piscina más profunda del mundo. Inmersión, nº 71, pp.54-60.)

¿Bucear en Bruselas? Si esta idea puede parecer descabellada, qué decir cuando uno se entera de que precisamente aquí, en la denominada “capital de Europa” se puede realizar la inmersión en piscina más profunda del mundo.

Sumergirse en Nemo 33 es una experiencia insólita y con una buena dosis de exotismo. Uno tiene la sensación de adentrarse en una fantasía futurista y aséptica, un desconcertante cruce entre un quirófano subacuático y un silo de misiles inundado. Algún agorero podría percibir la inmersión en Nemo 33 como un claustrofóbico viaje a un posible futuro en el que mares demasiado contaminados y carentes de vida limiten el buceo a lugares artificiales y asépticos como este.

Pero nosotros somos optimistas y verdaderamente hemos disfrutado de las posibilidades que ofrece esta instalación única en todo el mundo.

Del sueño a la realidad

Nemo 33 es el sueño hecho realidad de John Beernaerts, un ingeniero civil e instructor de buceo belga al que nunca le ha gustado iniciar a los nuevos buceadores en lóbregas canteras inundadas o en el tempestuoso Atlántico Norte, las opciones habituales en el norte de Europa.

Su “bebé“, según palabras del propio Beernaerts, necesitó ocho años de duro trabajo para que viese la luz; cinco de diseño para solventar todos los problemas tecnológicos, y tres de construcción, buscando siempre la optimización de recursos y la sostenibilidad medioambiental de toda la instalación. El arquitecto Sebastian Moreno-Vacca fue el encargado de dar forma a la “criatura” de Beernaerts.

Nemo 33 es en realidad un edificio dentro de otro. En el interior está el corazón, un enorme foso de buceo multinivel que alcanza la insólita cota de 33 m de profundidad máxima, lo que la convierte, hoy por hoy, en la piscina más profunda del mundo. Los primeros 12 m del vaso están sobre el nivel de la superficie, lo que permite ver desde casi cualquier rincón del exterior lo que sucede en el interior del foso de buceo a través de 14 ventanas. Envolviéndolo completamente se encuentra el edificio de servicios, con vestuarios, cafetería, restaurante, aulas, etc.

Buceo, buena comida, y algo más

En Nemo 33 se pretende ofertar diversión tanto a los buceadores como a sus acompañantes. Los primeros, sin duda, la encuentran en el foso de buceo, los demás en la cafetería o el restaurante, donde se puede disfrutar de una bebida, o de exótica comida tailandesa a un precio razonable, mientras se observan las evoluciones de los buceadores a través de las ventanas que se abren en las paredes del foso.

Las inmersiones, que comienzan cada hora en punto, tienen una duración de 45 minutos como máximo, dependiendo el uso que cada cual haga del aire de su botella. Como el aforo de la piscina está limitado para evitar problemas de seguridad y saturación, la zona de restauración sirve, además, para que los buceadores sobrelleven lo mejor posible su espera en caso de tener que hacerla.

La decoración es industrial y de inspiración decididamente subacuática. Una cámara de descompresión individual cuelga del techo, un pequeño submarino descansa junto a las mesas y diversos bibotellas cuelgan de las paredes donde un proyector de video muestra constantemente imágenes submarinas. Todo ello en un habitáculo de hormigón y estructuras metálicas, un deliberado cruce entre una nave industrial y un plató de televisión.

Los preparativos

La zona de vestuarios se encuentra en el piso superior, al nivel de la superficie de la piscina. Amplia, con capacidad para dar servicio desahogado a unos cincuenta usuarios, y escrupulosamente limpia, cuenta con duchas, servicios y taquillas con llave para que cada cual deje sus pertenencias en el interior.

No es necesario llevar regulador, jacket, lastre, botella o incluso aletas al Nemo 33. Únicamente es necesaria la máscara. Esto es por seguridad, según me explica John. Sólo así están seguros del perfecto estado del material de buceo y eliminan una posible fuente de percances.

En el perímetro de la piscina el buceador encuentra todo el equipo, perfectamente distribuidos por tallas y en el caso de los jackets, además, clasificados entre masculinos y femeninos. Las boquillas de todos los reguladores están sumergidas en una solución antiséptica de un agradable sabor mentolado, que me recuerda a la consulta del dentista.

Aunque me he vestido con un shorty, compruebo, que prácticamente todo el mundo utiliza simplemente trajes de baño. Al entrar al la piscina lo entiendo. La temperatura del agua a unos 30°C, calentada mediante paneles solares, lo hace innecesario. Otra cosa que me sorprende es la ausencia absoluta de olor a cloro, tan común en las piscinas cubiertas, y sobre todo la absoluta transparencia del agua, que permite ver sin dificultad a través de los 33 m de líquido que hay hasta el fondo.

Antes de sumergirnos, John me comenta que, por razones de seguridad, no se permite estar a la máxima profundidad más de diez minutos

Bajo el agua

Iniciamos la inmersión. Con curiosidad y cierta sensación de anticipación voy recorriendo las zonas de iniciación y de natación, separadas por un pequeño escalón entre sí, y por otro más pronunciado de la denominada zona de descubrimientos.

Es en ésta última donde se encuentra un pasadizo subacuático con tres campanas de aire. En dos de ellas es posible sacar la cabeza y respirar normalmente a una profundidad de 8 m. Además de su exotismo para los buceadores visitantes, es muy útil para que los instructores hablen con los alumnos durante los cursos de buceo, sin necesidad de regresar a superficie. La tercera campana permite al buceador salir completamente del agua, aunque el ambiente en su interior es extremadamente húmedo, casi agobiante, dada la temperatura del agua de la piscina.

Nos aproximamos, por fin, al borde del foso de buceo experto. Me asomo, y, los 25 m dan una sensación de profundidad mucho mayor que en mar abierto. El aspecto del foso me recuerda al de un silo de misiles nucleares o, quizá, a un túnel de viento.

Me lanzo al vacío y comienzo el descenso. Compenso varias veces la presión de los oídos durante la bajada hasta que por fin poso mi aleta en la rosa de los vientos que decora el fondo del foso. Estoy a algo más de 34 m según mi ordenador de buceo y, sorprendentemente no he atravesado ni una termoclina. La temperatura del agua está perfectamente estabilizada en todo el volumen de agua.

Vuelvo la mirada en dirección a la superficie y la visión que contemplo me parece sobrecogedora. La mezcla de luz solar que se filtra por los ventanales del perímetro del vaso, junto con la de los focos cenitales de 4600° K que iluminan el foso, crean un espectacular contraluz, que confieren a la escena de un aire decididamente futurista.

Los minutos transcurren rápidos, mientras observo algunos detalles constructivos y tomo algunas fotografías. El foso está preparado para ser un plató de filmación subacuática y tiene dos plataformas plegables y numerosos puntos de sujeción en sus paredes para diferente equipo.

Al ascender me cruzo con un par de buceadores camino del fondo. Y a mitad de recorrido me fijo en el buceador de seguridad que controla a la gente que transita por el foso. Está claro que John Beernaerts ha procurado no dejar nada al azar, para que el buceo en Nemo 33 sea siempre gratificante y seguro.

En resumen, bucear en Nemo 33 es una experiencia absolutamente singular y hasta cierto punto inquietante. Aunque algo lejana para el buceador medio español la piscina Nemo 33 resulta ser una opción muy interesante para realizar cursos de buceo, pruebas de equipo o prácticas en un ambiente absolutamente controlado, seguro y específicamente diseñado para el buceo.

Características y datos de Nemo 33

Profundidad máxima 33 m (34,6 m según nuestro profundímetro)
Temperatura del agua De 30°C a 33°C (calentada mediante paneles solares)
Volumen de agua 2500 m3
Profundidades
  • Zona de iniciación: – 1,30 x 20 x 4 m
  • Zona de natación: – 2,50 x 20 x 5 m
  • Zona de descubrimientos : – 5 x 8 x 8 m
  • Foso de iniciación : – 10 x 6 x 6 m
  • Foso de buceo experto: – 33 x 6 x 6 m
Visibilidad 33 m mínimo
Cuevas/ campanas de aire 1 zona de buceo bajo techo con 2 cámaras de aire a – 9 m donde es posible quitarse la máscara de buceo, y una estancia a – 7 m donde es posible sacar todo el cuerpo del agua
Ventanas exteriores 14, localizadas a distintas profundidades que permiten desde el exterior observar el interior del foso
Iluminación Natural a través de los ventanales superiores de la zona de acceso

Artificial, cenital, con temperatura de color de 4600°K, similar a la luz solar.

Precio Poseedores de seguro DAN: 15 Eur., por 45 minutos de inmersión con botella, aire, chaleco, regulador y aletas incluidas,

No poseedores de seguro DAN: 18 Eur., por 45 minutos de inmersión con botella, aire, chaleco, regulador y aletas incluidas.

Documentación necesaria para acceder al foso de buceo
  • DNI o pasaporte
  • Titulo de buceo
  • Seguro de buceo
Datos de interés para contactar y llegar hasta Nemo 33
Dirección NEMO 33, Rue de Stalle straat 333 (Rond-point des Menhirs) 1180 Uccle-Ukkel (Brussel) – Belgium
Teléfono +32 2 332 33 34
Fax +32 2 333 38 39
Por avión desde España Virgin Express tiene vuelos directos desde Madrid a Bruselas. Como en todas las compañías de bajo coste, cuanto mayor es la antelación de la compra del billete, menor suele ser el precio.
Desde el aeropuerto internacional de Bruselas hasta Nemo 33
  • Una opción, siempre cara, es el taxi.

Para los que prefieren la alternativa más económica:

  • Tomar el tren de cercanías desde el aeropuerto hasta la Gare du Midi (3,25 Eur)
  • Allí tomar el tranvía (1,25 Eur por viaje), líneas 18 o 52 dirección sur, hasta el cruce con la Rue de la Stalle. Apearse y a mano derecha está nuestro destino.
Anuncios

Responses

  1. Una gran experiencia, que conocíamos de oídas, ahora completa y con datos prácticos.

    Con esto, siempre esperamos que entre nosotros, surjan iniciativas similares que sirvan de desarrollo, nuestras aguas y nuestra historia junto al mar lo merecen.

    • Gonzalo,

      Hubo la posibilidad de construir en Zaragoza una instalación similar con un foso de buceo aún más profundo que el de Nemo 33 (hasta los -40 m, la profundidad límite del buceo deportivo). El proyecto CAPA (Centro Polivalente Acuático de Aragón) fue promovido e impulsado por la FARAS y ofrecido al ayuntamiento de Zaragoza en la época de la “lluvia de ideas” con motivo de la Expo 2008.

      Lamentablemente, el CAPA fue víctima de las luchas de poder entre instituciones y de las ambiciones personales de algunos políticos y empresarios. El resultado fue que este potente proyecto que ya tenía planos, presupuesto y un plan de explotacion serio y muy cuidado quedó reducido a un solar vacío convertido en un improvisado aparacamiento junto al centro de prensa de la Expo, el día que la exposición internacional abrió sus puertas.

      A día de hoy, y hasta donde sabemos el proyecto CAPA está muerto y enterrado.

      Quizá algún día nos animemos a postear la historia del proyecto CAPA.

  2. Hola, voy de viaje a Bélgica y me interesa conocer Nemo 33, tengo conocimientos de nado pero no de buceo. ¿No me dejaran entrar o darme un curso básico en la misma instalacion?

    • Laura,

      lo mejor es que visites su web: http://www.nemo33.com/ Allí encontrarás las posibilidades que te ofrecen. Creo que sí que hacen bautizos de buceo, pero asegurate. Los cursos duran varios días, así que podrías hacer uno si estuvieses un tiempo en Bruselas.

      ¡Suerte!

  3. Hola te pueden hacer seguro de un dia allí mismo?

  4. […] hace no mucho tiempo era el Nemo 33 de Bruselas, el foso de buceo abierto al público que ostentaba el record de profundidad. Sin […]

  5. […] de las piscinas más famosas del mundo es la Nemo 33. Hasta 2014, fue el tanque acuático más profundo, con 34 m, y como la Y-40 en Italia, su […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: