Posteado por: zco1999 | 10 julio 2010

La inteligencia de los pulpos

Muchos somos los buceadores que nos hemos quedado fascinados con el comportamiento de los pulpos. Estos singulares moluscos -parientes de los mejillones o las babosas- se debaten permanentemente entre una extrema timidez -que les ayuda a sobrevivir en el duro ecosistema marino- y su insaciable curiosidad, resultado de su excepcional inteligencia.

Los etólogos -científicos que estudian el comportamiento animal- consideran a  los pulpos los invertebrados de mayor inteligencia, comparable a la de un perro. Esto es debido a que poseen  un sistema nervioso muy desarrollado distribuido de forma muy eficaz entre el cerebro y a lo largo de los tentáculos. A ello se une el avanzado diseño de sus ojos, y la extrema movilidad de sus tentáculos.

Los pulpos enfocan la vista con precisión y se adaptan a los cambios de intensidad luminosa. Además, su lóbulo óptico, que interpreta la información visual, y su magnífico sentido del tacto le permiten realizar tareas muy complejas. La coordinación entre cerebro, ojos y tentáculos les permite aprender de la experiencia para resolver los problemas que se le presentan en la naturaleza -o el laboratorio-, que es lo que caracteriza la inteligencia.

Esta capacidad de aprender a partir de la observación,  para resolver problemas, sortear obstáculos y memorizar patrones ha sido comprobada en diversos experimentos, tal y como se ve en los siguientes videos:

O este otro sorprendente video en el que un pulpo transporta una cáscara de coco que uso como protección:

Hay que tener en cuenta que los pulpos han de aprender por sí mismos todas las estrategias de supervivencia que no están programadas genéticamente, puesto que  sus progenitores mueren tras el apareamiento. Y no hay que olvidar que los pulpos -como el resto de los cefalópodos- son depredadores, lo que implica el estudio, análisis y memorización de los patrones de comportamiento de sus presas.

Su extraordinaria flexibilidad se debe a que, a diferencia de sus parientes, los pulpos carecen de la pluma del calamar  o del jibión de la sepia -que es el nombre que reciben las conchas internas de estos cefalópodos-.

Quizás, a partir de todos estos datos, se entienda mejor el comportamiento del famoso Paul y sus supuestas habilidades adivinatorias:

Más información:

Anuncios

Responses

  1. El pulpo Paul es el mejor, y si le hubieramos preguntado habría dado como campeones de España a los chicos de ZCO. salu2

    • ¡Habrá que preguntarle la próxima vez! 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: