Posteado por: zco1999 | 20 marzo 2012

Ama: las buceadoras japonesas

Con una tradición que se remonta más de  dos mil años en la historia de  Japón, las Ama -海女, mujeres del mar- son las buceadoras pescadoras de perlas y abalones. En la vecina Corea estas buceadoras reciben el nombre de Haenyo, en Okinawa Uminchu, y Kaito en la Península Izu.

Es este un oficio tradicional que se transmite de madres a hijas. Por ello, las ama suelen iniciar su entrenamiento y su actividad a una edad muy temprana, habitual mente cuando las niñas cumplen 13 años. En esta primera etapa de entrenamiento se las denomina “Cachido“, y suelen bucear  a una profundidad de 3 a 5 m durante unas 3 horas al día. Su herramienta de trabajo principal es un flotador en forma de tonel donde colocan lo recolectado y descansan entre sus inmersiones.

Al cumplir los 30 años ya se les considera experimentadas y capacitadas para descender a profundidades de más de 20 m. En ese momento pasan a denominarse “Funado“. En esta etapa pasan a trabajar dependiendo de una embarcación, y normalmente van acompañadas por algún familiar  masculino. El tipo de buceo que práctican es en apnea, y en una jornada de trabajo en el litoral son capaces de sumergirse docenas de veces a profundidades medias de 15 m,  permaneciendo a esa profundidad el tiempo suficiente para realizar sus capturas entre las rocas del fondo. En una hora suelen 30 minutos en el fondo, 15 minutos subiendo y bajando desde la superficie al fondo, y otros 15 minutos descansando.

Para descender, usan lastres, bolsas con piedras de un peso aproximado de 10 kg, junto a una cuerda que va unida a la cintura y conecta con la embarcación. Cuando la Funado tira de la cuerda indica a la embarcación que su bolsa de recolección ya está llena, para que sea izada, soltar lo recolectado y volver a sumergirse.

Debido a su apego a la tradición sus equipos de buceo no han variado mucho a lo largo de los siglos. Algunas bucean practicamente desnudas, otras cubiertas con un sencillo mono de algodón blanco debajo del cual  no suelen llevar trajes de neopreno. Sus máscaras de buceo y aletas son extremadamente rudimentarias.

Las ama suelen realizar este oficio hasta edades muy avanzadas, a veces hasta pasados los 65 o incluso los 70 años. Esto y el hecho de que la mayoría de las ama sean mujeres, es debido a que la distribución de la grasa corporal y la tasa metabólica es diferente entre hombres y mujeres, y hace que éstas puedan aguantar más tiempo sumergidas en agua a bajas temperaturas.

En general su mejor época como buceadoras es en torno 50 años.  Muchas ama siguen buceando durante su embarazo e incluso a las pocas semanas del parto, dejándo al  recién nacido en la embarcación, al cuidado de ama de más edad.

Sin embargo, este es un oficio y una tradición que parece haber entrado en declive. En la actualidad las pocas ama existentes se encuentran en Ago en el extremo sur del Parque Nacional de Ise Shima en la provincia de Míe (Japón). Muchas de ellas sobreviven practicando su buceo tradicional para los grupos de turistas.

Más información:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: