Posteado por: zco1999 | 2 julio 2012

La decadencia del Acuario Fluvial de Zaragoza


Hacía años que no había regresado al Acuario Fluvial de Zaragoza. Quizá desde mediados de 2009 cuando realizamos una inmersión en su tanque principal para completar unas fotografías para un artículo que publicamos en Inmersión. Ayer estuve en él y lo que ví fue absolutamente desolador.

Presentado como una de las joyas de la Expo Zaragoza 2008, el Acuario Fluvial se encuentra dentro del antiguo recinto expo, y fue una de las pocas atracciones diseñadas para sobrevivir los fastos de la exposición internacional y dotar a Zaragoza de una instalación lúdica y didáctica de la que nuestra ciudad carecía.

No soy amigo de zoos, acuarios, delfinarios o de cualquier otro recinto que encarcele animales para el simple disfrute de las personas. Soy de los que cree que el mejor lugar en el que puede estar un animal, es su propio hábitat. Con ese prejuicio de fondo me aproximé al acuario allá por el 2008. En aquel momento, recién construido, y rodeado del resto de las instalaciones de la exposición internacional, me pareció que a pesar de aquellos sentimientos enfrentados, quizá pudiese servir para concienciar y sensibilizar a los aragoneses, y a los forasteros de paso por Zaragoza, sobre la importancia de los ecosistemas fluviales. No en vano, se trataba del mayor y quizá único acuario fluvial de Europa. Con unas instalaciones modernas daba la sensación de que el nuevo acuario no caería en los errores de otras instalaciones similares.

Pero mis temores comenzaron a materalizarse a los pocos meses. Tras una serie de acciones efectistas para llamar la atención de los medios de comunicación, la dirección del acuario siempre estuvo más interesada en ganar dinero a toda costa que en ser un verdadero centro de sensibilización e investigación de los ecosistemas fluviales aragoneses, tal y como había publicitado durante su presentación en sociedad. Los acuerdos de colaboración con la FARAS y con otras instituciones educativas o científicas aragonesas nunca llegaron a firmarse, y en cambio se dio entrada a actitudes oportunistas y desconsideradas que no tenían nada que ver con el ideario original que se había difundido en los medios, y que sus propios directivos me habían transmitido en las distintas ocasiones en las que me entreviste con ellos.

Lo siguiente era simplemente cuestión de tiempo: las instalaciones comenzaron a degradarse por falta de mantenimiento, los peces del “río del mundo” el fastuoso tanque central de 8 m de profundidad empezaron a morir, y el acuario entró en una espiral de decadencia que no por previsible ha sido menos triste. De nuevo el acuario aparecía en los medios, pero esta vez acusado por distintas agrupaciones ecologistas de maltrato animal.

Ayer me acerqué al acuario y estuve hablando con uno de los buceadores que están tratando de reparar el tanque central, y lo que me dijo y lo que luego ví me dejó sin palabras. El denominado “río del mundo“, era ahora un espacio gris, oscuro, de agua turbia,  donde nadaban apenas media docena de peces gigantescos y solitarios (vi una pareja de arapaimas de unos 2 m y otros tantos pacús grandes como la rueda de un automóvil) que,  como gladiadores supervivientes en la arena del circo, giraban sin rumbo en las tinieblas de aquel espacio lóbrego. Sin apenas oxígeno, pues los sistemas de filtración -me confirmó el buzo- estaban estropeados, lo que había transformado el agua del recinto en una mezcla tóxica de detritos, con un pH completamente fuera de control y lleno de nitritos, los peces se arremolinaban alrededor de una manguera que bombeaba aire al interior del acuario tratando de buscar un poco de oxígeno para respirar.

La visión del tanque central fue estremecedora: agua turbia, oscura, tenebrosa; sin apenas peces. Una triste metáfora de lo que son hoy día la mayoría de los grandes ríos de nuestro planeta. Nada que ver con el aspecto luminoso, fresco y lleno de vida de aquel mismo tanque cuando estuve buceando en él años atrás, y aquello todavía me produjo mayor desazón. Confirmé que la dirección del acuario había cancelado el programa de buceo debido a las condiciones insalubres del agua. Aquello era otra prueba más de la decadencia de aquel espacio que, como el resto de las instalaciones de la Expo, no ha sabido encontrar su hueco más allá del 2008, en este nuevo panorama de crisis y desilusión.

En septiembre, parece ser, saldrá a subasta y cambiará su equipo gestor. Mientras tanto, un equipo de colegas, expertos buceadores, están tratando de parchear y reparar unas instalaciones que en unos pocos años y debido a la falta de mantenimiento e inversión han  pasado de ser las más modernas a un agujero lleno de filtraciones por las que se pierde tanto el agua que inunda los sotanos como la vida de los peces que habitan en él.

Esperemos que en septiembre los nuevos gestores empiecen a hacer las cosas bien. Esperemos que no sea demasiado tarde.

Anuncios

Responses

  1. Hola amigo; efectivamente el tanque central está de reformas. El problema radica en unas llaves de ese tanque de 2 M de litros. La avería, que ha sido muy costosa y delicada por el bienestar de los peces, se ha hecho de la única forma posible. Imagino que el buceador te contaría todo el trabajo realizado y te explicaría qué ocurría con la filtración. Hoy vuelve a su curso y en unas horas en tanque recuperará su aspecto normal y natural. Con respecto a los animales, pregunta a cualquier acuariarista o biólogo con experincia de España qué ocurre cuando tienes arapaimas en un tanque. Por favor, pregúntalo.
    Es evidente que no te gustan los acuarios ni los zoos. Lo del tanque central es circunstancial y necesario para el futuro de los animales. Como dices, los que se van, podrían haber dejado la avería (que existía de inicio) para los próximos.
    Un saludo y gracias por dejarme opinar.

    • Armando,

      gracias por tu amable comentario.

      Esperemos que la reparación del tanque central se traduzca, como dices, en una mejoría de ese hábitat para los peces que viven en él. Estaríamos encantados de que, como director técnico del acuario, nos invitases a bucear de nuevo en él para comprobar in situ la mejoría del “río de la vida” y de su fauna tras la reparación, y corregir lo dicho en este post. Tenemos frescas en la mente las inmersiones que hicimos con vosotros al inicio, y que dieron lugar a ese artículo que publicamos y que habéis tenido colgado durante años en la web del acuario.

      Sólo queremos que el acuario recupere el esplendor que inicialmente tuvo y su misión inicial.

      Salu2,

      zco

  2. Gracias zco. No soy el director técnico del acuario, pero te invitaré cuando se hagan de nuevo inmersiones.
    Aquí trabajan 2 licenciados en ciencias del mar, dos veterinarios, acuaristas … que se vuelcan en su trabajo; por eso saben malo
    Un saludo y gracias

  3. ya está arreglado en tanque central. Le queda un poco pero cuelgo foto en la pag del face.
    un saludo

    • ¡Estupendo! Esperamos ansiosos tu invitación para bucear en el tanque central y comprobar los resultados de la reparación.

      Salu2,

      zco

      P.S., ¿Puedes poner el enlace a la foto que mencionas?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: