Posteado por: zco1999 | 22 mayo 2013

Ongeim’l Tketau: El lago marino de las medusas

(Modificado de Una breve historia)

Palau es un archipiélago del Océano Pacífico localizado a 500 km al este de las Filipinas. Independiente de los Estados Unidos desde 1994, es uno de los países más jóvenes y menos poblados del mundo. Sin embargo atrae anualmente a un buen número de turistas, gran parte de los cuales se acerca a ver una maravilla única, el lago Ongeim’l Tketau, conocido como Jellyfish Lake, o lago de las medusas.

Ongeim’l Tketau, cuyo significado en palauano es “el quinto lago” tiene 30 m de profundiad máxima, pero más abajo de los 14 m no existe apenas vida ya que el agua carece de oxígeno y contiene altas concentraciones de sulfuro de hidrógeno.

El origen de este lago se remonta a unos 12.000 años de antigüedad coincidente con el aumento del nivel del mar desde el final de la última edad de hielo. En ese momento, el ascenso del nivel del mar produjo la inundación de una depresión kárstica en un antiguo arrecife del Mioceno. La entrada de agua marina vino acompañada de la entrada de medusas.

Aunque el lago tiene conexión con el océano a través de grietas y galerías kársticas en la roca caliza, las poblaciones de medusas han permanecido aisladas, y han evolucionado para ser sustancialmente diferentes de sus parientes que viven en otras lagunas cercanas y sus ancestros oceánicos. Dos especies de medusas habitan en Jellyfish Lake, la Aurelia sp. (medusa luna) emparentada con Aurelia aurita y la medusa dorada, Mastigias cf. papua etpisoni, una subespecie de Mastigias papua.

Aunque las dos especies de medusas que viven en el lago tienen nematocistos, la práctica ausencia de depredadores – su único depredador conocido es la anémona endémica Entacmea medusivora– y la abundancia de alimento ha hecho que estas células urticantes sean tan pequeñas que su aguijón no es capaz de atravesar la piel humana, excepto en zonas donde es muy fina como es el caso de los labios, de forma que es posible nadar en el lago e incluso tocar las medusas si se desea.

Los 5 millones de Mastigias o medusas doradas realizan el mismo viaje cada día. En cuanto sale el sol las medusas comienzan una migración desde la cuenca occidental, donde pasan la noche, para llegar a la más iluminada cuenca oriental a media mañana. La luz del sol es un elemento esencial en la vida de las mastigias que, al igual que los arrecifes de corales, obtienen su color y gran parte de su energía a partir de las algas que viven en sus tejidos. Estas algas usan la luz solar para producir azúcares, que comparten con sus animales huéspedes. A cambio las medusas las protegen de sus predadores. Las mastigias además complementan su dieta mediante el uso de células urticantes con las que capturan animales que viven en las aguas abiertas del lago.

El buceo de profundidad (con escafandra autónoma) está prohibido en Ongeim’l Tketau tanto por los daños que se le pueden causar a las medusas como por el sulfuro de hidrógeno de la capa inferior del lago, que plantea un grave riesgo para la vida humana ya que se absrbe a través de la piel. Sí que está permitido, en cambio, nadar y bucear con tubo a poca profundidad, siendo un punto de buceo que atrae cada año a gran numero de buceadores que se sumergen en este peculiar lago de las medusas para disfrutar de un espectáculo submarino único.

 

Más información:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: