Posteado por: zco1999 | 28 diciembre 2013

Se proyecta crear un arrecife artificial con pecios en Gandia

(Modificado de Levante-esv-com)

El Ayuntamiento de Gandia registró el lunes pasado en el Ministerio de Medio Ambiente una petición para poder instalar una especie de parque subacuático a unos cuatro kilómetros en línea recta de la playa. La intención del Gobierno local es promocionarse como destino turístico para los amantes del submarinismo, según explicaron ayer el alcalde de la ciudad y el responsable municipal de Turismo, Arturo Torró y Carlos Bolta, respectivamente.

El proyecto, que sería una realidad para el verano que viene si el ministerio lo autoriza, le costará al consistorio unos 200.000 euros, pero Carlos Bolta indicó que el impacto que ese atractivo tendría para la ciudad sería, cuanto menos, de 1,25 millones de euros anuales.

El dato ofrecido por Bolta resulta de calcular que cada año acudirían a Gandia unos 5.000 buceadores o acompañantes y que permanecerían al menos cinco jornadas en la ciudad con un gasto medio de 50 euros al día.

El parque subacuático constará de cuatro pecios repartidos por una superficie de 780 m2 a una profundidad de 20 metros, una cota considerada óptima para facilitar que puedan acudir gran número de buceadores. A menos profundidad podría resultar poco interesante para los profesionales y expertos, mientras que la presión de niveles más bajos podría sería excesiva para quienes son simples aficionados.

Las cuatro naves, cuyas dimensiones aún se desconocen pero que el ayuntamiento quiere que sean cuanto más grandes mejor, serán de madera. El Ministerio de Medio Ambiente exige que sean de ese material para evitar al máximo el riesgo de contaminación y también con el fin de no depositar en el fondo marino elementos que perduren durante muchos años.

Diez años para un arrecife
El ayuntamiento calcula que en 10 años se habrá consolidado un gran arrecife de fauna y flora marina, un escenario idóneo para los amantes del buceo. El alcalde recordó que en la Comunitat Valenciana no existen espacios como el que se pretende habilitar en Gandia y que los arrecifes artificiales de la isla del Hierro, en Canarias, o las islas Medes, en Girona, reciben cientos de miles de buceadores al año.

El Ministerio de Medio Ambiente tardará entre 6 y 8 meses en estudiar y, en su caso, autorizar el hundimiento de los cuatro pecios. A partir de ese momento el consistorio tendría que adquirir los cuatro buques, restos de barcas que han entrado en fase de desguace, y someterlas a un proceso de descontaminación y retirada de cualquier elemento que pueda causar daños al medio ambiente, e incluso a los propios submarinistas.

Señalización en superficie
Cuando eso ocurra, los barcos se arrastrarán hasta el lugar indicado y una empresa especializada procederá al hundimiento. Según señalan fuentes municipales, ese proceso se realiza de manera que los pecios quedan hundidos en una situación óptima para la práctica del submarinismo.

El emplazamiento será señalizado mediante boyas que llegarán a la superficie. Así se evitará que los barcos de pesca puedan acercarse y dañar el fondo y se facilita a los submarinistas el punto exacto donde está su objetivo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: