Posteado por: zco1999 | 26 octubre 2014

Nuestra investigación sobre el lindano en Sabocos salta a la primera página de los medios de comunicación

Este fin de semana los medios de comunicación aragoneses han puesto su ojo en el trabajo que venimos realizando en Sabocos y otros ibones altoaragoneses desde hace más de una década los investigadores de la Universidad de Zaragoza, de la Fundación Boreas y del club ZCO. El motivo no ha sido otro que la enorme alarma social que ha generado la contaminación de las aguas del río Gállego con lindano, y que está directamente relacionada con los movimientos de tierras que se han pruducido este verano en el vertedero de Bailín.

Tomás Arruebo abre un agujero a través de la banquisa para tomar una

En unas muestras que tomamos en 2011 detectamos trazas de distintos isómeros de HCH y compuestos orgánicos tóxicos  en las aguas del ibón de Sabocos, como parte de la investigación de Zoe Santolaria para su tesis doctoral. La presencia de estos compuestos es debido a un proceso de contaminación difusa en el que el viento aparece como la causa más probable de la difusión de la partículas o vapores contaminantes. Este tipo de compuestos son volátiles y tienden a evaporarse a la atmósfera con el aumento de temperatura, son transportados por las corrientes de aire y al alcanzar áreas de mayor altitud y con baja temperatura del aire, precipitan, contaminando nuevas áreas a mayor distancia del foco. Los ibones, dado que sus aguas apenas tienen elementos disueltos, son lugares especialmente indicados para comprobar este tipo de procesos.

Jorge Burgos a punto de tomar una muestra de agua en Sabocos para analizar su contenido en HCH durante la campaña de primavera de 2014.

Aunque puede haber otras causas, cuando detectamos la presencia de  HCH en las aguas de Sabocos planteamos la hipótesis de que estuviese relacionada con la acumulación de residuos en los vertederos de Sardas y Bailín. El ibón de Sabocos está situado a unos 30 km de Sabiñánigo, donde Inquinosa tenía sus instalaciones, y su altitud supera en más de un kilómetro a la de las antiguas instalaciones de Inquinosa en el Serrablo: 1.905 m por 780 m.

Aprovechando el movimiento de residuos al nuevo vaso del vertedero de Bailin, los investigadores del grupo “Ibones” hemos tomado muestras de las aguas de Sabocos en los meses de mayo, agosto y tenemos previsto un nuevo muestreo en noviembre de 2014. Se trata de analizar el contenido del agua del ibón, antes, durante y después del movimiento de tierras, para comprobar si éste ha tenido alguna incidencia en el contenido de contaminantes orgánicos del ibón. De ser así, se reforzaría sustancialmente la hipótesis del transporte aéreo de HCH hasta zonas más alejadas y a mayor altitud.

Y ahora los medios de comunicación aragoneses se han hecho eco de nuestra callada y constante labor investigadora, realizada con ilusión y profesionalidad a pesar de la práctica ausencia de financiación. Esperemos que este interés mediático se transforme de alguna manera en ayuda económica para continuar nuestros estudios en los ibones.

Localización de Sabocos, y la posible fuente de HCH en Sabiñánigo y el vertedero de Bailín.

Más información:

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: