Posteado por: zco1999 | 16 diciembre 2015

Un pez de agua salada se adapta al agua dulce en 50 años

(modificado de elmundo.es)

La naturaleza es resiliente, y trata de adaptarse  a los cambios ambientales de la forma más rápida posible. Un sorprendente ejemplo de adaptación es el del pez espinoso Gasterosteus aculeatus, de apenas seis centímetros de longitud. La evolución y la adaptación a los cambios ambientales  suele producirse durante largos períodos de tiempo, pero en este caso el proceso fue muy rápido.

Este pez originalmente vivía en agua salada pero tras el terremoto de Alaska en 1964, en solo unas décadas, experimentó cambios genéticos de epigenéticos para adaptarse al agua dulce, su hábitat actual.

El terremoto, de magnitud 9,2 puntos en la escala de Ritcher (el segundo más fuerte que se ha registrado), provocó elevaciones geológicas que dejaron atrapados a peces marinos en estanques de agua dulce formados en ese momento en las islas de Prince William Sound y en el Golfo de Alaska.

Este descubrimiento, realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Oregón y sus colaboradores de la Universidad de Alaska y publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, es de especial relevancia para comprender el impacto de un cambio ambiental súbito en los organismos en la naturaleza, ya que en este caso la adaptación se ha producido en menos de 50 años. El biólogo William Cresko, uno de los autores del estudio, afirma que en algunas de las poblaciones que han analizado han encontrado evidencias de que esos cambios se produjeron en menos de diez años. “Esto indica que los cambios evolutivos pueden ocurrir de forma muy rápida, y es probable que también haya sucedido con otros organismos“.

El espinoso se encuentra en aguas del hemisferio norte y es un pez acostumbrado a la supervivencia en otros entornos. En 2010, un equipo liderado por Cresko utilizó una tecnología de secuenciación rápida de genoma (RAD-seq) para demostrar que el espinoso había evolucionado genéticamente para sobrevivir en agua dulce después de que los glaciares retrocedieran hace 13.000 años. Para el nuevo estudio, los investigadores se preguntaron a qué velocidad podría darse esa adaptación.

En esta ocasión utilizaron de nuevo la tecnología RAD-seq y determinaron que los cambios genéticos eran similares a los descubiertos en el primer estudio, pero que había ocurrido en menos de 50 años en muchas poblaciones de pez espinoso.

Es posible que esta investigación abra una ventana a cómo afecta el cambio climático a todo tipo de especies“, sostiene Susan L. Bassham, un investigadora asociada de Cresko que también fue coautora de la investigación de 2010. “Aquí hemos demostrado que los organismos pueden responder muy rápido a los cambios ambientales“.

Además, añade que no se trata solo de un cambio físico, ya que el genoma también se remodelado rápidamente.

Más información:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: