Stig Åvall Severinsen (1973) es un apneísta danés que ha batido multitud de récords bajo hielo. Veamos algunos ejemplos que nos pueden cortar la respiración.

Primero 152 m  con monoaleta y neopreno:

 

Récord sin neorpreno ni aletas bajo la banquisa: 72 m en aguas turbias:

 

Y el récord actual de 76,2 m sin neopreno ni aletas:

 

más información:

Posteado por: zco1999 | 14 septiembre 2014

Exosuit: el exoesqueleto personal submarino

(Modificado de LaRazón.com)

El Exosuit ha sido diseñadop para fines militares y profesionales.

Un equipo internacional de arqueólogos planea regresar este mes a un lugar, cerca de las islas griegas, donde se encuentran los restos de un antiguo naufragio. Y para esta misión, contarán con la ayuda de un nuevo traje de buceo avanzado, que han definido como “medio robot, medio submarino”, que les dará mucho más tiempo para explorar bajo el agua.

Uno de los principales avances de este traje es que cuenta con un sistema de soporte de vida autónomo diseñado para permitir a los buzos trabajar dos días y medio sin salir a la superficie.

Se trata de un traje ligero al que han llamado ‘Exosuit’, fabricado en aleación de aluminio. Está diseñado para permitir trabajar a un buzo durante largos períodos, a profundidades de más de 300 m de profundidad, evitando períodos de descompresión que consumen mucho tiempo. Además, tiene un sistema de propulsión y articulaciones desarrolladas por el explorador Phil Nuytten.

Según informa el ‘New York Times’, esta nueva ‘armadura’ tiene juntas rotativas muy resistentes. La más pequeña, en la muñeca, puede soportar hasta seis toneladas de presión sobre una superficie pequeña. Además, el traje está conectado a la superficie por una red de fibra óptica de alta velocidad que transmite vídeo de alta definición y cuenta con pinzas robóticas que permitirán a los buzos manipular los artefactos encontrados en el sitio.

Uno de los responsables de este proyecto, Brendan P. Foley, ha indicado que con ‘Exosuit’ el buzo siente “como si estuviera en un traje de armadura segmentada. Como Lancelot”.

La fabricación de este traje ha sido obra de Nuytco, una empresa que ha hecho trajes de buceo similares para operaciones de rescate de muchas de las marinas del mundo. Los trajes no tienen casi peso bajo el agua.

Con un aspecto de robot, el Exosuit no es un traje de buceo sino un submarino personal que evita las paradas de descompresión.

LA EXPLORACIÓN

Por su parte, la investigación que los arqueólogos van a realizar en Grecia, es sobre un naufragio ocurrido frente a la isla de Antikythera, descubierto en 1900. Parece ser un buque romano que se habría hundido durante el primer siglo antes de Cristo.

Desde su descubrimiento, los restos sólo han sido explorados una vez –por Jacques Cousteau durante varias semanas en 1976– hasta el otoño de 2012, cuando un equipo de buzos del gobierno griego, el Hellenic Ephorate, comenzó una exploración más sistemática de las aguas alrededor de la isla.

En el lugar se encuentra también un segundo naufragio, y hay alguna evidencia histórica de que las dos embarcaciones viajaban juntas, tal vez llevando material de las conquistas del general romano Lucius Cornelius Sulla, que se mostrarían en un desfile de la victoria en Roma.

 

 

 

Más información:

(Gracias Mapi)

(Modificado de ELMUNDO.es)

Un equipo de investigadores de la Universidad de Copenhague ha pedido ayuda a sus colegas de la comunidad científica para clasificar dos nuevos animales marinos con forma de hongo encontrados en la costa australiana en 1986, a entre 400 y 1.000 metros de profundidad.

Descripción anatómica de Dendrogramma (Fuente: PLoS ONE)

En la reciente clasificación de las muestras de esta antigua expedición, los investigadores han aislado a dos nuevas especies, bautizadas como Dendrogramma enigmatica y Dendrogramma discoides. Los científicos catalogaron a los organismos utilizando un rango taxonómico, incluyendo el reino, el filo y la especie. Sin embargo las características de estos nuevos animales no concuerdan con ningún filo conocido en el reino animal y por ello son incapaces de clasificarlos. “Descubrir algo así es extremadamente raro, quizá ha pasado sólo cuatro veces en los últimos 100 años“, explica el doctor Olesen, coautor del informe.

Posible ubicación filogenética del genero Dendrogramma (Fuente: PLoS ONE)

Así, con los pocos datos que han podido confirmar sobre los organismos, los científicos han publicado en la revista Plos One todos los detalles sobre su estudio. “Publicamos este documento en parte como un grito de ayuda“, explica Olesen. “Puede haber alguien por ahí que ayude a clasificarlos“, concluye.

Estas nuevas especies miden pocos centímetros y consisten en un disco aplanado con un tallo y una boca en su extremo. Son multicelulares y, en su mayoría, asimétricos, con una capa densa de material gelatinoso entre la célula de la piel exterior y las capas de células interiores del estómago. Por estas características, los investigadores encontraron similitudes con otros grupos de animales, como los Cnidarios (corales y medusas) y los Ctenophora (medusas peine). Sin embargo, los organismos no cumplieron con todos los requisitos para incluirlos en esas categorías.

Arriba: Fósil de Dickisonia de la fauna de Ediacara. Abajo: detalle de las Dendrogramma EM

Olesen asegura que los nuevos animales podrían ser una rama muy temprana en el árbol de la vida, pues presentan similitudes con Dickinsonia sp., una especie de la fauna de Edicara del Precámbrico que se extinguió hace 550 millones de años. Los organismos de ese periodo evolutivo también han sido difíciles de clasificar y algunos investigadores sugieren que fueron experimentos fallidos de formas de vida multicelulares.

Reconstrucción del fondo marino con la fauna de Ediacara hace unos 560 m.a.

El científico reconoció a BBC que “con el tiempo podrían encontrar su lugar en un grupo existente, porque todavía hay muy poca información acerca de la biología del Dendrogramma“, pues los autores conservaron las muestras en formol neutro y las almacenaron en etanol al 80%, lo que hace imposible analizar su ADN. Sin embargo, se plantean intentar conseguir nuevas muestras para su estudio, lo que puede proporcionar más comprensión acerca de su relación con otros organismos. Es por esto que los autores han pedido a investigadores de todo el mundo que estén atentos ante el eventual descubrimiento de organismos similares.

 

Ejemplares de Dendrogramma enigmatica y D. discoides. (Fuente: PLoS ONE)

Más información:

Posteado por: zco1999 | 8 septiembre 2014

La conservación del material arqueológico subacuático

Extraer objetos de valor arqueológico o histórico del fondo del mar o de un lago no es sino el primer paso de una carrera cntra el tiempo y contra la propia degradación de la pieza extraida. El entorno, ya sea de agua dulce o salada, modifica las características de los materiales, degradándolos y adaptándolos al medio ambiente acuático en el que las piezas permanecen en ocasiones durante siglos.

Para todo aquel que quiera saber más sobre las técnicas de conservacion de diversos materiales que han estado sometidos a la acción del agua recomendamos la lectura de La conservación del material arqueológico subacuático, Monte Buceiro 9, una obra dirigida por Rafael Palacio Ramos y publicada en 2003 por el Excmo. Ayuntamiento de Santoña.

 

Más información:

Posteado por: zco1999 | 4 septiembre 2014

Atlas de la vida marina en el océano Antártico

(Modificado del ELMUNDO.es)

Un grupo de cerca de 150 científicos ha creado el Atlas Biogeográfico del Océano del Sur, que documenta la biodiversidad marina en el Antártico desde los tiempos de las primeras expediciones a la zona, según ha informado el Comité Científico de la Investigación sobre el Antártico (SCAR, por sus siglas en inglés), que ha coordinado la investigación, presentada en la conferencia científica que se celebra del 25 al 28 de agosto en Auckland (Nueva Zelanda).

Según la organización, la iniciativa ha contado con la participación de 147 investigadores procedentes de 91 instituciones en 22 países como, entre otros, Australia, Bélgica, Canadá, Chile, Dinamarca, Francia, Alemania y también España. Durante los últimos cuatro años, este equipo ha recopilado datos sobre la presencia, evolución, cambios genéticos y efectos del cambio climático sobre más de 9.000 especies de la zona, desde bacterias hasta ballenas.

“Por primera vez, desde los años en los que el Capitán Cook exploraba el Antártico, la comunidad científica ha reunido, analizado y cartografiado la diversidad marina de este entorno en un atlas comprensivo, una base de datos accesible que facilitará la conservación de la vida salvaje”, ha destacado el principal editor e investigador del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales, Claude de Broyer.

‘Un aumento espectacular’

La cantidad de especies catalogadas por el Atlas constituye un “aumento espectacular” con respecto a los números que se manejaban anteriormente, según el científico del British Antarctic Survey, Huw J. Griffiths, que ha explicado a Europa Press que, gracias a nuevas técnicas como el análisis del ADN, la comunidad científica ha podido revisar el conocimiento existente sobre la vida salvaje en el Antártico y constatar, por ejemplo, que el isópodo gigante Glyptonocus antarcticus, que se consideraba una especie es en realidad “once especies distintas”.

Preguntado por los efectos de la actividad del ser humano en la biodiversidad en el Antártico, Griffith ha distinguido entre especies “más amenazadas” como las ballenas, focas y algunos peces, que “todavía se están recuperando” de la explotación humana en el pasado, y otros grupos como los invertebrados que habitan el fondo del mar, que se han mantenido “razonablemente a salvo” de la influencia humana.

No obstante, ha advertido de que tanto unos como otros se enfrentan al “desafío común” que presentaría un potencial aumento de las temperaturas, sumado a la acificación de los océanos y las alteraciones en las fuentes de alimentación, entre otros.

En este sentido, su compañero en la investigación y profesor de Oceanografía Biológica en la Universidad Marie Curie de París (Francia), Philippe Koubbi, ha añadido que la Comisión para la Conservación de los Recursos Marinos Vivos Antárticos (CCAMLR, por sus siglas en inglés) lleva trabajando desde 2005 para la designación de Áreas Marinas Protegidas (AMP) en el Antártico, con espacios ya declarados como la reserva en las Islas Orcadas del Sur, otros en camino de serlo como los del mar de Ross y Antártida del Este y otros todavía por proponer como el mar de Weddell o la Península Antártica.

“Aunque el sector de la pesca está bien controlado por el CCAMLR, todavía existe el problema de capturas ilegales. Por eso es fundamental un Atlas como este, con una base de datos que nos proporcione una comprensión global de la biodiversidad en el Antártico. A partir de ahora, los científicos ya sabrán qué áreas hay que proteger y podrá continuarse así con estudios área por área, a nivel regional”, ha subrayado.

Más información:

Posteado por: zco1999 | 2 septiembre 2014

Una pequeña historia audiovisual del Balneario de Panticosa

El documental que os presentamos es un recorrido histórico por el antiguo balneario de Panticosa, ejemplo de arquitectura de montaña.Este audiovisual ha sido realizado por Jose Pedro de la Piedra y Toño Armengod para la videorevista Todo Pirineos.

Mapi Sánchez, única representante de ZCO en el  Campeonato de España de Buceo de Competición celebrado en Valladolid el 30 de agosto de 2014, ha obtenido 3 meritorias medallas de bronce.

Los metales los logró en las pruebas de  Crono inmersión 100 m, Calumé 50 m y Relevos pares 2×100 m, estas dos últimas emparejada con la también aragonesa Marifé Abad, del club Atlantes.

Mapi Sánchez (ZCO) y Marifé Abad (Club Atlantes), únicas reprsentantes aragonesas y medallistas en el Campeonato de España de BC 2014.

Mapi Sánchez (ZCO) y Marifé Abad (Club Atlantes), únicas reprsentantes aragonesas y medallistas en el Campeonato de España de BC 2014.

Las medallas conseguidas por las dos deportistas aragonesas son aún más destacables si cabe, dado el escaso apoyo institucionale que esta disciplina deportiva ha tenido durante el último año por parte de la FARAS. Sirvan estas líneas para felicitar a Mapi y Marifé por sus éxitos deportivos y por su constancia en mantener el nivel deportivo aragonés en la especialidad de Buceo de Competición en la arena nacional.

 

 

Posteado por: zco1999 | 30 agosto 2014

Sorpresas en el muestreo de verano 2014 de Sabocos y Baños

Vista del ibón de Sabocos (Fotografía: Zoe Santolaria).

Vista del ibón de Sabocos (Fotografía: Zoe Santolaria).

El jueves 28 de agosto de 2014, los investigadores Javier Lanaja, Carlos Rodríguez, Pepe Matesanz, Tomás Arruebo, Zoe Santolaria y Alfonso Pardo (los cuatro últimos miembros de ZCO) realizaron el muestreo de verano de los ibones de sabocos y Baños.

El equipo de investigadores.

El equipo de investigadores (Fotografía: Raúl Nuñez).

En Sabocos se realizó el habitual muestreo de agua a tres niveles, así como la toma de unas muestras especiales para unos análisis de alta resolución de compuestos orgánicos a una cota de 5-6 m de profundidad. Posteriormente, se inspeccionó el fondo del ibón, y en ese momento fue cuando saltó la primera sorpresa de la jornada.

A unos 14 m de profundidad, en el talud W del ibón, sobresalía de entre el fango parte de la cola de lo que resultó ser un fragmento de una granada de mortero. Tras comprobar de visu que el cartucho iniciador estaba percutido se extrajo con mucha suavidad del fondo y se comprobó que, en efecto, era un fragmento de una granada que había estallado.

Fragmento de granada de mortero Valero de 81 mm hallada en el fondo del ibón de Sabocos

Fragmento de granada de mortero Valero de 81 mm hallada en el fondo del ibón de Sabocos (Fotografía: Alfonso Pardo).

El diseño poco usual de las aletas estabilizadoras ha permitido identificar el fragmento, como perteneciente a una granada de mortero Valero de 81 mm., reformada, monoblock, con espoleta Sylvia/Vall.

Granada de mortero Valero de 81 mm

Granada de mortero Valero de 81 mm reformada, monoblock y espoleta Sylvia.

Se trata de un proyectil que se fabricó durante la Guerra Civil Española en distintas factorías de la España del bando Nacional, tanto en el norte como en el sur a partir de unos planos dibujados por la Jefatura de Fabricación del Norte de fecha enero de 1937 y firmados por el Coronel jefe de ese servicio José Jiménez Buesa. Este tipo de granada, con pequeñas reformas y sustituyendo la espoleta Sylvia por una  espoleta denominada “Unificada para granadas de 50 y 81 mm” (diseñada por Vicente Valero de Bernabé tras la guerra) continuó siendo reglamentaria en el Ejercito Español durante muchos años, con la denominación de “Modelo 37″ por su año de diseño y primera fabricación, como era habitual.

Corte del proyectil Valero de 81 mm, a partir de un gráfico existente en el libro “Descripción y funcionamiento del mortero de 81 mm Valero” Segovia 1938.

Si el proyectil hallado en el fondo de Sabocos fue lanzado durante la contienda o posteriormente es de momento un misterio, pero su hallazgo pone de manifiesto, una vez más, lo variado que ha sido el impacto antrópico en estos remotos entornos dulciacuícolas.

Vista del ibón de Baños desde el manantial de aguas termales"de la belleza" (Fotografía: Carlos Rodríguez).

Vista del ibón de Baños desde el manantial de aguas termales “de la belleza” (Fotografía: Carlos Rodríguez).

Tras completar el muestreo de Sabocos, los investigadores se desplazaron al ibón de Baños. Allí, Zoe Santolaria y Alfonso Pardo realizaron una inmersión de inspección en busca de unas surgencias de agua en la zona E del lago.

 

En efecto, la inmersión confirmó la existencia no de una, sino de dos surgencias de agua que habían removido una gran cantidad de sedimento formando dos enormes cráteres de más de 1,7 m de profundidad y diámetro. En uno de los cráteres, entre el sedimento apareció la segunda sorpresa de la jornada: un pequeño recipiente de madera con anillas de latón, que resulto ser un estucho de anteojos que su propietario debió perder en el lago, quizá a finales del siglo XIX o principios del XX, cuando la actividad del Balneario y los paseos en barca por el ibón estaban en su apojeo.

El recipiente de madera y latón encontrado entre el sedimento bentónico del ibón de Baños (Fotografía: Alfonso Pardo).

El recipiente de madera y latón encontrado entre el sedimento bentónico del ibón de Baños (Fotografía: Alfonso Pardo).

Funda de anteojos de finales del siglo XIX.

Funda de anteojos de finales del siglo XIX.

Finalizado el muestreo e inspección del ibón, los investigadores -en colaboración con Raúl Nuñez, técnico de mantenimiento de aguas del complejo hostelero de Panticosa Resort- muestrearon y midieron los caudales de las distintas surgencias y fuentes de aguas termales que desaguan en el ibón (i.e., Fuente de Tiberio, Fuente de la Belleza, Fuente del Estreñimiento, agua de boca proveniente del ibón de Brazatos, Barranco de Argualas y río Caldares).

Surgencia de agua sulfurosa de la Fuente de la Belleza en las inmediaciones del Balneario de Panticosa.

Surgencia de agua sulfurosa de la “Fuente de la Belleza” en las inmediaciones del Balneario de Panticosa (Fotografía: Carlos Rodríguez).

 

Alfonso Pardo recoge una muestra de agua de la surgencia de la"Fuente de la Belleza" (Fotografía: Tomás Arruebo).

Alfonso Pardo recoge una muestra de agua de la surgencia de la”Fuente de la Belleza” (Fotografía: Tomás Arruebo).

 

Tomás Arruebo mide el caudal en el desagüe de Argualas (Fotografía: Alfonso Pardo).

Tomás Arruebo mide el caudal en el desagüe de Argualas al ibón de Baños (Fotografía: Alfonso Pardo).

Esta campaña de muestreo fue posible gracias a la colaboración desinteresada de Aramón Panticosa y de Pan ticosa Resort. Sirvan estas líneas de agradecimiento a su apoyo a la investigación medioambiental del Pirineo Aragonés.

 

 

 

Más información:

Posteado por: zco1999 | 27 agosto 2014

JeDI: primera base de datos mundial de medusas

(modificado de ELMUNDO.es)

Un estudio internacional, con participación del CSIC, ha elaborado la primera base de datos mundial sobre registros de medusas para cartografiar sus poblaciones en los océanos. El trabajo, publicado en la revista Global Ecology and Biogeography, contribuye a paliar la escasa información disponible sobre la biomasa de medusas y su distribución global, que ha lastrado el debate científico y mediático sobre el comportamiento de las medusas en un océano cambiante y sobre su impacto ecológico.

Los investigadores han desarrollado la denominada Jellyfish Database Initiative (JeDI) para cartografiar la biomasa de medusas en los 200 metros superiores de los océanos del planeta y para explorar las causas medioambientales que motivan la distribución observada, según explica el investigador Carlos Duarte, biólogo del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (UIB-CSIC) y de otros dos centros de Australia y Arabia Saudí.

Con esta herramienta cualquiera puede abordar cuestiones sobre el alcance temporal y espacial de las poblaciones de medusas, ya sea a escala local, regional o global, y sus implicaciones en los ecosistemas, según señala el estudio, dirigido por la bióloga marina Cathy Lucas, de la Universidad de Southampton (Reino Unido).

Empleando los datos recogidos por el JeDI, los científicos han mostrado que las medusas y otro zooplancton gelatinoso están presentes en todos los océanos del mundo, con las mayores concentraciones en las latitudes medias del hemisferio norte. Al norte del océano Atlántico, los registros han mostrado que el oxígeno disuelto y la temperatura de la superficie del mar son los principales responsables de la distribución de la biomasa de medusas.

Este análisis espacial es un primer paso clave para establecer una base de datos de los organismos gelatinosos a partir de la que se puedan examinar tendencias futuras y evaluar hipótesis; en concreto aquellas que relacionan múltiples modificadores regionales y globales de la biomasa de medusas.

Los investigadores añaden que si esta biomasa aumenta, sobre todo en el hemisferio norte, podría alterar la abundancia de biodiversidad de zooplancton y fitoplancton. Dicha circunstancia podría tener un efecto dominó en el funcionamiento del ecosistema, el ciclo biogeoquímico y la biomasa de peces.

Base de datos de medusas

La Jellyfish Database Intiative es la primera base de datos coordinada por científicos con registros de medusas a escala global y reúne más de 476.000 datos de información sobre medusas y otros organismos gelatinosos. JeDI ha sido diseñada como una base datos de acceso abierto para investigadores, medios de comunicación y público en general, que la podrán usar como herramienta de investigación.

La base de datos está alojada en el National Center for Ecological Analysis and Synthesis, un centro de investigación multidisciplinar asociado con la Universidad de California.

El desarrollo del JeDI y una nueva evaluación dentro de un plazo de décadas permitirá a los científicos determinar si la biomasa de medusas y su distribución se ha alterado como consecuencia del cambio climático causado por el ser humano.

Más información:

Los organismos que desempeñan algunas de las funciones más importantes en la biosfera no son especialmente atractivos cuendo se trata de su movimiento.

Slow Life” es un video de realizado con la técnica time lapse en el que los animales marinos “lentos” muestran su vida secreta bajo fotograma a fotograma. Los corales y las esponjas son animales muy móviles, pero su movimiento sólo es detectable a una escala de tiempo diferente a la humana. Por ello  requiere una técnica de filmación muy especial.

Estos animales construyen los arrecifes de coral y juegan un papel crucial en el equilibrio global de la biosfera y, sin embargo, no sabemos casi nada acerca de su vida cotidiana.

 

 

Más información:

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 33 seguidores